¿Niñez arrebatada?

04/08/2011 |
La inyección del Botox trabaja a nivel muscular.

¿Cuáles son los regalos ideales para una niña que cumple ocho años? El clásico osito de peluche, una muñeca, un libro, una película de animación infantil, un juego de vídeo… ¡Existen tantas opciones!

Kerry, una madre británica, optó por otro regalo: una inyección de Botox para su pequeña hija Britney Campbell.

La cosmetóloga de Birmingham (ciudad de la región inglesa del Reino Unido), a partir de entonces, le inyecta cada tres meses la medicina prescrita a su hija Britney en la frente, alrededor de los ojos y los labios. También somete a la pequeña a sesiones de depilación con cera para evitar el crecimiento del vello en el futuro.

El caso de Britney, publicado el pasado 23 de marzo en el diario sensacionalista The Sun, de Gran Bretaña, generó indignación en el Reino Unido, cuyos habitantes han pedido que no se permita que la pequeña se someta a este tipo de tratamientos.

Kerry, de 34 años, está obsesionada con los certámenes de belleza, compra las soluciones de Botox y Restylane por la Internet y argumenta que sus actos son por el bien de su hija, “para garantizar su futuro” en el mundo del espectáculo. “Todas las madres deberían hacer lo mismo”, añadió.

“Al principio, la niña se quejaba de que era doloroso, pero ahora está encantada”, explicó la madre al rotativo inglés. La niña, por su parte, sostuvo que “cada noche compruebo si me han salido más arrugas y si veo alguna, quiero más inyecciones”.

En relación con su depilación preventiva, Britney comentó que “cuando voy a nadar o hago gimnasia, me siento como una supermodelo. Pronto querré un aumento de pecho y una operación de nariz. ¡Sólo así seré una estrella!”.

“Lo que estoy haciendo por ella, porque le va a ayudar a ser una estrella. Sé que un día va a ser modelo, actriz o cantante, y hacer estos tratamientos de belleza ahora va a asegurar que se mantenga fresca y con cara de bebé”, acotó Kerry.

No es permitido para menores de edad

“El Botox en realidad está aprobado por la FDA (Federal Drug Administration) para pacientes entre 18 y 65 años de edad. La utilización del Botox para fines cosméticos en la edad pediátrica no se utiliza”, sostiene Carlos Pou, cirujano plástico del Instituto Cirugía Orbitofacial, a lo que añade que éste comienza a utilizarse mayormente, por mujeres entre los 35 y los 40 años de edad.

“Está aprobado por el FDA para debilitar los músculos del entrecejo o músculos corrugadores (éstos se encargan de fruncir el ceño)”, acota el cirujano. También se usa frecuentemente para tratamientos que no son FDA aprobados, como disminuir las líneas de expresión alrededor de los ojos (las patas de gallo), las líneas de la frente, mejorar el ángulo de la comisura de la boca, entre otros. “Es para líneas dinámicas. El Botox ni afecta ni promueve un buen cutis”, afirma.

“Recuerda que lo que el Botox hace es paralizar los músculos, dependiendo de la dosis que se le suministre al niño, puede paralizar el diafragma. Podría causar otros problemas porque trabaja a nivel muscular, inhibiendo la contracción del músculo”, acota la dermatóloga Isabel Banuchi, quien advierte que el profesional que le inyecte Botox a un menor de edad se arriesga a ser demandado si surgen efectos secundarios severos como consecuencia de la intervención.

También se utiliza para fines médicos

El Botox, producido por la farmacéutica Allergan, y compuesto de la toxina botulínica, tambien se utiliza para fines médicos, entre ellos el sudor excesivo, las migrañas y los dolores musculares, acota Banuchi.

Algunos dentistas inyectan éste en los músculos de la cara para eliminar una gummy smile (sonrisa que deja ver la encía), comenta la dermatóloga, a lo que añade que “un niño puede tener estrabismo (trastorno en el cual los dos ojos no se alinean en la misma dirección) y se le inyecta Botox para paralizar el ojo”.

Efectos secundarios

Banuchi sostiene que los efectos secundarios más comunes del Botox ocurren en el área de la inyección, donde pueden surgir hematomas e inflamación por un periodo de aproximadamente una semana. También puede generar dolor de cabeza.

La dermatóloga recomienda que toda persona que desee inyectarse Botox -cuyo costo aproximado es de $400 o $500 por área- debe verificar su historial médico para que tome en cuenta las enfermedades y condiciones que puedan afectar los músculos y los nervios al momento de la inyección. “El paciente tiene que ir a donde un médico que sepa de Botox”, concluye.