Estudio no detecta vínculo entre celulares y cáncer infantil

07/27/2011 | 06:32 p.m.
El reporte de hoy es el primer paso en examinar el tema en los niños, cuyos cerebros se encuentran aún en desarrollo.

Washington.- El uso de teléfonos celulares por unos años no aumenta el riesgo de que niños desarrollen cáncer cerebral, de acuerdo con un nuevo estudio europeo.

Diversos estudios en adultos han sido tranquilizadores también, aunque una agencia de la Organización Mundial de la Salud dijo este año que existe una posibilidad de que los celulares representen un riesgo.

El reporte de hoy es el primer paso en examinar el tema en los niños, cuyos cerebros se encuentran aún en desarrollo.

Científicos suizos dieron seguimiento a 352 niños de entre 7 y 19 años de edad que fueron diagnosticados con cáncer cerebral entre el 2004 y el 2008 en Noruega, Dinamarca, Suecia y Suiza. Entrevistaron a los niños sobre su anterior uso de celulares y lo compararon con el de 646 niños y adolescentes sin la enfermedad.

Cerca de la mitad de ambos grupos dijeron que usaban teléfonos celulares con regularidad, reportaron los investigadores en la revista médica Journal of the National Cancer Institute.

Los niños que dijeron que comenzaron a usar teléfonos celulares al menos cinco años antes, no tenían más riesgo de cáncer que quienes dijeron que no los usaban con frecuencia. La duración o el número de llamadas, o de qué lado de la cabeza se ponía el teléfono, tampoco marcó una diferencia estadística significativa.

Los investigadores pudieron revisar los historiales de la compañía telefónica de un subgrupo de niños. Los pocos que habían tenido servicio de telefonía celular por más tiempo, unos tres años o más, sí registraron un incremento en el riesgo.

Los investigadores del Instituto de Salud Pública y Tropical de Suiza señalaron que el cáncer de cerebro en infantes no ha aumentado desde que aparecieron los teléfonos celulares.

Pero exhortaron a realizar más investigaciones, ya que, dijeron, su estudio no era lo bastante grande para descartar un pequeño riesgo y el uso de celulares por parte de niños se ha incrementado desde el 2008.

Otra cuestión sin resolver es el uso a más largo plazo, aunque muchos niños emplean el teléfono más para enviar mensajes de texto que para hacer llamadas.

"Este es un estudio muy importante", dijo Elizabeth Ward, de la Sociedad Estadounidense para el Cáncer, pero uno que será debatido. "Es importante que se hagan estudios adicionales en niños, adolescentes y adultos jóvenes con exposición a teléfonos móviles en etapas tempranas de la vida".

La sociedad para el cáncer dice que las personas preocupadas por el posible riesgo pueden mantener alejado el aparato de sus cabezas y limitar el tiempo que los niños lo usan.