Hola bebé… ¿adiós sexo?

04/15/2011 |
Las causas del distanciamiento sexual.

Una sola mirada bastaba para entender el mensaje: sexo... ¡AHORA!

Tu pareja y tú tenían un imán que los atraía inconteniblemente al juego de la seducción, la pasión y la entrega de sus cuerpos.

El resultado de esos intercambios amorosos –además de mucha diversión- fue el nacimiento de un nuevo integrante en la familia. Esta pequeña criatura ha revolucionado sus vidas… en todos los sentidos.

Toda la atención de ustedes está puesta sobre el bebé, que necesita alimento constantemente, cariño, atenciones y cuidados especiales.

Ahora, una sola mirada basta para que tu amor y tú se pregunten: ¿le cambias los pañales tú o se los cambio yo? La relación ha cambiado. Se convirtieron en padres y dejaron de ser amantes.

¿Qué pasó con el romance? ¿Qué pasó con las noches de pasión? ¿Se acabó la diversión? ¿Regresarán los encuentros de placer?

Omayra Rivera, psicóloga clínica y profesora del programa graduado de psicología de la Universidad Interamericana, y Luisi Denton Marini, educadora sexual y consejera matrimonial, te explican las causas de este distanciamiento sexual y te dan algunos consejos para que puedas reconectarte sexualmente con ese ser con el que decidiste formar una familia.

Sorprendidos en el acto

Tu pareja y tú sacaron un ratito para darse cariñito en la privacidad de su habitación. En medio de las caricias y las revolcadas, escuchan un: mamá, papá…  ¡infraganti!     El niño, que ya está más crecido y puede caminar y abrir puertas, entró a la habitación sin avisar en medio de la sesión romántica. ¿Qué le vas decir a tu hijo? Las expertas te dan unas recomendaciones.

“Yo creo que existen hoy día muchos libros escritos para niños que les pueden explicar de una manera nada vulgar y de forma educativa lo que es la sexualidad”, comenta la psicóloga clínica, quien añade que si se diera este caso, no lo  puedes pasar por alto y  debes explicarle al niño que a veces entre los adultos se dan unas expresiones de cariño y de afecto diferentes a las que se le dan a él.  Debes  advertirle  que son asuntos privados entre mayores de edad y que debe tocar la puerta de mamá y papá antes   de entrar a la habitación.

“Primero que nada, no pasa nada en absoluto. Si ocurre, sería bueno que entendiera que mamá y papá tienen sus momentos de privacidad para amarse, para quererse, para abrazarse y para entegarse en el amor”, recomienda la educadora sexual. “Los niños, desde que tienen uso de razón, tienen que empezar a entender que cuando mamá y papá cierran la puerta, ellos tienen que tocar, y es responsabilidad de los padres educar a sus hijos en que respeten ese espacio de ellos”, advierte.

Todo tiene solución

1.  Comunicación  “La sexualidad tiene que trabajarse, tiene que haber mucha comunicación”, afirma la piscóloga clínica, quien les  recomienda a  tu pareja  y a ti  que  atiendan su vida sexual en el momento en el que su hijo  está durmiendo. “El grado en que se afecte la sexualidad en la pareja, depende del grado en el que ellos permitan que eso suceda”, añade. Si el diálogo no es suficiente para restablecer su vida sexual,  deben buscar ayuda profesional.

2.  Información  “La información y el conocimiento de los  cambios son  los que van a hacer la diferencia de que esa pareja pueda ir recuperando poco a poco su sexualidad, que puede ser, inclusive, hasta mejor que antes”, afirma Denton, quien añade que  “una vez el papá tiene conciencia de lo que está ocurriendo y de que él puede hacer la diferencia, inmediatamente, toma la iniciativa”.

3.  Estimulación sexual sin penetración  “Si la mujer quedó adolorida después del parto,  puede estimular al hombre a través de la masturbación u objetos sexuales que no impliquen necesariamente la penetración”, recomienda Rivera. “A veces pensamos que una relación sexual tiene obligatoriamente que terminar con la penetración, y sin embargo,  las caricias y las muestras de afecto, tienden a satisfacer de igual manera tanto al hombre como a la mujer”, acota.

4.  Reconquista  “Yo creo en el proceso de reconquista; nosotros tenemos que buscar esas cosas que nos llamaban la atención de cuando éramos novios y no dejar que esa chispa se apague”, comenta Rivera, quien te sugiere que mantengas un diálogo en el que  le hagas saber a tu pareja las cosas que te agradan y las que ya no te gustan de ella.

5.  Refuerzo positivo   Hazle saber a tu pareja -independientemente de los años que lleven juntos- cuán  importante es para ti,  afirma la psicóloga clínica. “Reforzar los aspectos positivos en la pareja mantiene esa chispa dentro de la relación”, acota. Si tienes la oportunidad de que te cuiden tu hijo para que puedas compartir a solas con tu pareja en una cita, ayudará significativamente a la relación.

¿Qué está pasando?

1. Cansancio  “La pareja definitivamente cambia con  la llegada de los hijos;  eso puede deberse a muchas razones”, sostiene Omayra Rivera, psicóloga clínica y profesora del programa graduado de psicología de la Universidad Interamericana. “A veces la mujer queda muy adolorida después del parto”,  acota Rivera, a lo que añade  que “si todas las tareas recaen en la mujer, eso afecta. La mujer tiende a agotarse mucho más. En ocasiones, el hombre no entiende eso, e insiste en que la actividad sexual sea igual que al inicio”, advierte Rivera. Por otro lado, el varón  también puede sufrir de agotamiento si colabora activamente con el cuidado de la nueva criatura.

“La mujer trae en el momento del parto un desgaste físico de nueve meses”, advierte, por su parte, Luisi Denton Marini, educadora sexual y consejera matrimonial.

El hombre tiene que asumir  activamente los roles del cuido del bebé para que su compañera  descanse, pues, finalmente la responsabilidad es de los dos, añade Denton.

2. Todos en la misma cama  “Muchos padres dejan que sus niños duerman con ellos, y ése es uno de los factores que más tienden  a afectar a la pareja”, sostiene Rivera.

3. Aspecto económico   La psicóloga advierte que   “después de un hijo, se generan  más gastos económicos, y eso crea un estresor adicional que afecta las relaciones de pareja”.

4. Factor físico  “El aumento de peso y el hecho de que la figura tal vez no quede igual que antes del embarazo afecta la autoestima y,  por ende, la mujer no se siente con deseos de tener relaciones sexuales”, sostiene la psicóloga.

5. Celos de parte de uno de los padres  “Cuando viene un hijo, toda la atención tiende a desplazarse sobre éste, y se tiende a descuidar la pareja”, comenta Rivera.

A veces el hombre se puede sentir solo, desplazado, y abandonado por su compañera, porque ella está entregada totalmente al cuidado del bebé, asegura Denton. “Los hombres sí pasan por una depresión, que no la saben expresar porque no la saben reconocer. Ellos no pueden identificar lo que les pasa con claridad, porque ellos aman a este hijo, tienen mucha ilusión con este hijo pero, de momento, se sienten desplazados”, añade la educadora sexual. “Cuando el hombre ve a la mujer con todo este desgano, ya no se siente deseado y lo que pasa es que ella ya no tiene energía”, puntualiza.

6. Cuarentena   “Hay un periodo que varía que se llama la cuarentena, en donde todos los órganos tienen que volver a su sitio”, comenta la educadora sexual, quien añade que en este proceso ocurren cambios fisilógicos, biológicos, físicos y hormonales. “Así que todo son cambios en esa mujer. Hay que tener mucha paciencia, y sobre todo, conocimiento de esos cambios que  estén surgiendo en ella”, apunta.

7. Depresión posparto   “Hay mujeres que después de dar a la luz le da el baby blues, que es una depresión  muy común. El hombre tiene que estar muy consciente, porque si él no entiende lo que le pasa (a ella),  puede pensar  que es un rechazo hacia él, y es porque ella está deprimida y la depresión afecta la  libido sexual”, afirma Denton.