Los cuentos de camino sobre el embarazo

03/25/2011 |
Algunos de los mitos relacionados con el embarazo.

Tal vez has escuchado la curiosa historia que te contó la amiga de la prima de tu vecina sobre una muchachita que quedó embarazada cuando su novio eyaculó en la piscina donde ambos se estaban besando y acariciando. No hubo penetración y la chica se embarazó. ¡Pobre muchacha… si hasta virgen era!

¿Será eso posible? Bueno… lo cierto es que existen muchos cuentos semejantes a éste, en los que, por “gracia divina” y de la forma más extraordinaria, una fémina queda embarazada. A continuación, el ginecólogo obstetra Rafael Berríos profundiza sobre algunos de los mitos relacionados con el embarazo.

Cuentos

¿Una mujer puede quedar embarazada con ropa puesta?

Después de una estruendosa carcajada, Rafael Berríos, ginecólogo obstetra, contesta un rotundo “no”. “Tiene que haber unión de óvulo y espermatozoide”, añade. Para que ocurra un embarazo, el pene tiene que estar dentro de la vagina. De esta forma, los espermatozoides se depositan en ella.   Atención: aunque la mujer tenga ropa interior de tela muy fina, es  improbable que que de embarazada.

¿Es posible que ocurra un embarazo si la mujer practica sexo sin protección durante su primer día de periodo?

“Es improbable, pero yo no descarto nada”, advierte Berríos. Una mujer que tenga un cliclo menstrual regular (cuyos días fértiles comprendan los tres o cuatro días antes o después de la ovulación), no debería quedar embarazada durante su primer día de regla, acota el galeno. En los períodos menstruales, que es cuando se está liberando el endometrio, es improbable que ella salga  encinta”, comenta, a lo que añade que esto sólo puede ocurrir si la mujer tuvo una superovulación.

¿Si un hombre eyacula fuera de la vagina de la mujer después de haber tenido relaciones sexuales?

“Sí, definitivamente”, afirma.  “El coito interruptus no es un buen método contraceptivo porque al momento del hombre tener la urgencia de la eyaculación, ya se han liberado las primeras gotas de semen ricas en espermatozoides”, informa el galeno. Estos espermatozoides pudieran haberse alojado en la vagina y embarazar a la mujer.

El contacto de la vagina con partículas de semen en la ropa (por ejemplo, una toalla) ¿pudiera provocar un embarazo?

"No, porque se queda mucha muestra (de los espermatozoides) en la misma toalla”, sostuvo Robles, a lo que añadió que  es imposible que los espermatozoides se introduzcan a la vagina  sin el semen, que es su vehículo líquido. Una mujer tampoco quedará embarazada si el hombre eyacula en una piscina. Una vez más,  para que esto ocurra, el hombre tiene que penetrarla y depositar su semen en ella.

¿Puede una mujer quedar embarazada si toma la píldora anticonceptiva esporádicamente?

Sí. “La píldora tiene que tomarse todos los días. Si se olvida por un día, al otro, tienes que tomarte dos pastillas para continuar el ciclo”, acota el ginecólogo. “Las pastillas contraceptivas tienen una vida bien corta”, asegura Berríos, quien añade que si una mujer deja de tomarse la pastilla de dos a tres días, la efectividad de ésta disminuye dramáticamente y se puede escapar un folículo que madure y, a su vez, libere un óvulo. “He tenido pacientes que aún tomándose las pastillas  como debe ser, quedan encintas. Casi siempre, la razón más común es un retraso entre un paquete y el otro.  Se escapa un folículo y la efectividad se pierde”, advierte.

Si a una joven no le ha llegado la menstruación, ¿es posible que quede embarazada?

“Sí”, asegura Berríos. Una joven puede ovular aunque no haya tenido su primera regla, acota el doctor, quien añade que las ovulaciones pueden iniciar a temprana edad.