Los niños índigo son seres especiales

06/02/2011 |
Se les llama índigos por el color de su aura.

Se considera índigo a una persona menor de 30 años que tiene una capacidad mayor a la que corresponde su edad cronológica, establece la psicóloga clínica y terapeuta transpersonal Irma Vázquez, fundadora y directora de EMAC, seres de vida (Energía, Mente, Acción, Creación), quien añade que éstos “tienen gran capacidad para la electrónica y para manejar conflictos a muy corta edad. Por eso se les llama niños en cuerpos de hombre”, añade.

“Los índigos son aquellos seres humanos (incluidos adolescentes y adultos) que traen, a nivel de alma, una energía con una vibración especial y su aura es de un tono azul índigo”, según el portal cibernético de la organización EMAC.

Vázquez sostiene que en los años sesenta surgió la “revolución de las generaciones” y que en ésta empezaron a nacer niños que veían la vida de forma diferente y por esta razón fueron clasificados como rebeldes. Más tarde, fueron entendidos como genios “con unas capacidades más allá de lo tradicional”. “En los años sesenta era algo extraño, pero según ha pasado el tiempo, la mayoría de los niños y adolescentes que vemos ya pertenecen a lo que llamamos los mundos índigos. Es una generación diferente con capacidades más adelantadas. Tenemos que aceptarlo como parte de los procesos evolutivos del mundo”, acota.

Se les llama índigos porque en los años ochenta se les empezó a retratar con cámaras de foto áurica (que fotografían el campo electromagnético que cubre el cuerpo). Estas imágenes revelaron como sus auras tenían colores de las gamas del azul, diferentes a las del resto de las personas. “El concepto nace por la diferencia que ellos tienen en su conducta. Resisten la autoridad, no siguen los métodos tradicionales, ellos no son de los que aprenden de memoria las cosas; ellos tienen que razonarlas. Buscan el porqué de todo lo que está ocurriendo y siempre están pidiendo explicaciones. Dan opiniones y razonamientos que pertenecen a adultos y no a niños”, advierte Vázquez.

“El porciento de nacimiento de los índigos empezó bien bajo en los sesenta, pero ya en el 2009, 2010, 2011, estamos en el 92%. Es la naturaleza de la evolución, que no se ha detenido nunca. La raza humana se está adaptando a ella”, acota la fundadora de EMAC.

Inadaptados

La doctora sostiene que los jóvenes índigos en muchas ocasiones no se adaptan a la sociedad, no pasan los niveles del plantel escolar, casi siempre son desertores escolares y sus padres y sus maestros no pueden manejarlos. “Muchas veces los llevan a medicarlos, y cuando los medican, estamos creando un potencial usuario de drogas. Tenemos una sociedad de muchachos brillantes, de buen corazón, pero que se han hecho delincuentes porque llega un momento en que ellos no respetan a nadie. Ellos empiezan a entender que están en la sociedad equivocada, que la sociedad es hipócrita. Cuando llegan a ese término, sus padres no los entienden”, afirma.

El empleado rebelde

“Ya tenemos una generación que está en sus 30 años que pertenece al mundo de los índigos, están en su etapa laboral y ahí tú tienes empleados que no se adaptan a sus trabajos”, aduce Vázquez, quien añade que éstos son bien creativos y entran a trabajos que no son funcionales para ellos en donde se aburren y se ponen de mal humor.

“Es el que tiene problemas a nivel patronal, no respeta al jefe, no sigue el sistema y tiene pensamientos revolucionarios”, añade. “Esto es clásico en una sociedad que cambia y unos sistemas que tenemos arcaicos que no se adaptan ni les dan la oportunidad a estos índigos que ya pertenecen al mercado laboral para que saquen al mundo sus buenas ideas”.

La doctora asegura que si el mundo de la electrónica ha tenido grandes avances, especialmente en la telefonía y en las computadoras, es porque tenemos una generación de índigos que ya está en su edad productiva y su base fuerte es la electrónica.

Alimentación especial

A la mayoría de los índigos les afectan los lácteos, los trigos y los colorantes. “Muchos de los que decimos que tienen déficit de atención e hiperactividad es porque sus cuerpos no asimilan estos alimentos de la misma forma que los cuerpos de unos años atrás”, aduce Vázquez. Los lácteos les producen hongos y el trigo procesado, alergias y asmas.

“Siempre están intranquilos, inquietos y esto es porque la alimentación les afecta mucho”, advierte la psicóloga, quien añade que inmediatamente se les cambia la dieta, su comportamiento mejora.

Además de proveerles alimentos naturales, el método a seguir con los índigos es hablarles mirándolos fíjamente a los ojos. También se les puede hablar cuando duermen, pues ellos captan los mensajes aunque estén dormidos, asegura la profesional en psicología humana.

Función de EMAC

Vázquez comenta que la organización EMAC enseña a los padres, madres, abuelos, maestros y a todo aquel relacionado con los índigos a interactuar con ellos.

“Tenemos algunas personas que no quieren ver que tenemos que cambiar el sistema para los índigos, usualmente el sistema escolar. Hay que trabajar distinto con ellos, no son para estar sentados cinco o seis horas. Ellos aprenden jugando”, afirma.

“Actualmente hay muchísimos profesionales, psicólogos, pediatras, trabajadores sociales y maestros que están despertando a que tienen que cambiar los métodos. Requerimos una educación masiva y social para cambiar los antiguos métodos que tenían nuestros abuelos, que era una disciplina forzada, impositiva, de pegarle a un niño. Ya ninguno de estos conceptos es aceptado por los nuevos índigos; si queremos crear sociedades que no sean rebeldes, tenemos que empezar a cambiar nuestro estilos”, comenta Vázquez.

¿Cambio masivo social urgente?

Vázquez opina que aquellas personas en la Isla que no toman en serio el asunto de los índigos es porque “hay intereses económicos involucrados”. “Habría que arreglar todos los libros de psicología y los libros de textos de las escuelas. Los cambios conllevan ingresos, dinero, y hay una cantidad de librerías que toda la vida han vivido de los libros de textos escolares”, añade.

“Escuelas en Perú y España tienen sus escuelas de índigos. Los países que se están poniendo al día reconocen que tienen que cambiar. Aquí, en Puerto Rico, estamos atrás con el sistema porque hay un problema de línea económica, de no querer invertir. Por eso es que no nos estamos poniendo al día”, advierte.

Tipos de índigos

Índigo procesado (aura color azul índigo)

Extrovertido, alegre 

Brillante 

Precoz al hablar 

Creativo, amoroso 

Le aburre la rutina 

Le afecta el entorno

Índigo no procesado  (aura color azul índigo intenso)

Hiperactivo (TDAH) 

Resiste la autoridad 

Destructor 

Testarudo, determinado 

Habilidad para la electrónica

Índigo cristal  (aura es traslúcida)

Líder 

Espiritual, pacífico 

Intenso, apasionado 

Habla poco y con sabiduría 

Ordenado, alegre 

Le afecta el entorno 

Telepático

Índigo morado (aura azul morado)

Características mixtas entre índigo procesado y cristal. Se ubican en la transición energética.

Índigo burbuja (aura es redonda como una burbuja)

Demuestra sus características en diferentes grados de intensidad.

Vive en su mundo propio. 

 Aislado, ausente, distraído.

Juega solo, imagina amigos. 

Se encierra en su cuarto; gusta de espacios pequeños. 

No quiere hablar.

Demuestra irritabilidad (nerviosa). 

Egoísta, comelón (glotón). 

Algunos son diagnosticados como autistas.

Índigo moronsa (moronsa =  morada de sabiduría, su
aura tiene destellos de luz)

Delicado.

Inclinación por lo espiritual 

Ve, siente y se comunica con desencarnados. 

 Habla de vidas anteriores. 

Expresa tener otra familia en otro planeta. 

 Don de sanidad, psiquismo

Inadaptado a la sociedad en general 

Levita. 

Sabe que tiene una misión y se empeña en encontrarla y cumplirla.

 Fuente: http://emacpr.com