Tus claves para un mejor parto

09/05/2011 |
Conoce las posiciones óptimas para alimentar al bebé.

La hora cero se acerca… Miedo, dolor, ansiedad, alegría, mil y una sensaciones se entremezclan cuando piensas en el parto y cómo será. Tú quieres que sea diferente, que realmente sea la culminación de este largo caminar por tener finalmente a tu bebé en brazos. Al final y a la postre, es tu cuerpo, tu parto y tu bebé. Con esto en mente, te presentamos ocho consejos para prepararte en este gran trabajo del parto.

1. Selecciona cuidadosamente al médico que te atenderá durante el embarazo.

El éxito del parto comienza mucho antes de que sientas los primeros dolores. Uno de los pasos más importantes es la selección del doctor apropiado. "Debes informarte sobre dos asuntos: si posee la certificación del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos y cuál es su tasa de cesárea. La certificación implica que el médico se mantiene al día sobre las prácticas de la medicina y sus casos son revisados y aprobados por el Colegio", explica la Dra. Carmen Ortiz Roque, ginecóloga y obstetra. La tasa de cesárea te ayuda a saber cuán dispuesto está el médico a trabajar contigo para lograr un parto vaginal.

Por su parte, la Dra. Daisy Vázquez recomienda que conozcas a todos los médicos que podrían atenderte en tu parto. "Debes establecer una relación de confianza con tu médico, pero es recomendable que hagas al menos una cita con los otros doctores del grupo".

2. Mantén una buena condición física.

El parto es la carrera más agotadora físicamente a la que te enfrentarás en tu vida. Es por eso que una buena condición física te ayudará a llegar mejor a la meta: un parto vaginal y saludable. "Es importante que la mujer se mantenga bien hidratada y que evite sobrecalentarse; el ritmo cardiaco no debe aumentar a más de 120. Se deben evitar los ejercicios de alto impacto, en especialmente el kick boxing y bucear", acota la Dra. Ortiz Roque. Es buena idea que procures hacer ejercicios que fortalezcan las piernas y la pelvis, como son los squats.

3. Crea un plan de parto.

No esperes a que la fecha esté a la vuelta de la esquina. Por el contrario, debes elaborar este plan temprano en tu embarazo para que tengas la oportunidad de hablar francamente con tu médico sobre temas que te preocupan. "Idealmente, debes presentar este plan durante el primer trimestre de embarazo y discutir con tu médico su opinión sobre la inducción, la episiotomía, el uso de la antestesia epidural y la cesárea, entre otros temas que pueden ser importantes para ti. De esta forma, tanto el médico como tú evitan sorpresas desagradables el día del parto", recomienda la Dra. Vázquez, quien afirma que el médico debe estar de acuerdo con este plan.

4. Aliméntate bien.

Durante todo el embarazo, es vital que te alimentes bien. "Recuerda que aun antes de quedar embarazada, debes empezar este plan de alimentación. Para el éxito del embarazo y del parto debes tener un peso adecuado al salir en cinta, el índice de masa corporal debe estar entre 19 y 26 para evitar partos prematuros, preeclampsia, diabetes y otras complicaciones para ti y para tu bebé durante el embarazo", aconseja la Dra. Ortiz Roque.

5. Toma clases de parto sin temor.

Buscar una buena clase de parto, que te informe realmente sobre lo que sucede en esta etapa de tu embarazo, es vital para que puedas sentirte en control cuando llegue el momento. La Dra. Vázquez recomienda que busques clases que auspicie el hospital en el que nacerá tu pequeño. Por su parte, la Dra. Ortiz Roque exhorta a que te asegures de las cualificaciones de la persona que impartirá las clases. "Debe ser mínimamente enfermera graduada y preferiblemente enfermera partera".

6. Quédate en tu casa el mayor tiempo posible.

Caminar e hidratarse bien son de vital importancia cuando comienza esta última etapa del embarazo. "No corras al hospital cuando empiezas a sentir contracciones. Quédate en casa, caminando, el mayor tiempo posible. Recuerda que una vez llegues al hospital, por regla general, tendrás que acostarte en la camilla, te conectarán al monitor fetal y te pondrán un suero. Ya no estarás tan cómoda. La fase activa del parto comienza cuando tienes contracciones en intervalos de tres a cinco minutos durante más de una hora. Si rompes fuente o hay sangrado, debes llamar a tu doctor o ir al hospital", puntualiza la Dra. Ortiz Roque.

7. Prepárate para la lactancia.

No esperes a tener el bebé en brazos para empezar el proceso de lactancia. Realmente aun antes de que nazca, debes informarte bien y hacer el compromiso contigo mismo. "Debes saber las diferentes posiciones y pedir que te den a tu bebé en cuanto nazca para comenzar a lactarlo. No hay que hacer nada en términos de preparación del pezón", aconseja  la Dra. Ortiz Roque.

8. Apóderate de la experiencia de parto.

Es tu cuerpo y tienes derecho a estar informada siempre de lo que está sucediendo. Establecer lazos de confianza con tu médico es vital para tener un buen parto, además de que debes contar con el apoyo de personas significativas en tu vida. "No es que Raymundo y todo el mundo esté en la sala de parto, pero sí es muy importante que esté allí tu compañero y, si así lo deseas, tu mamá. Ten expectativas reales sobre el parto, que es un momento doloroso, pero que no tiene que ser traumático", afirma la Dra. Vázquez.