Alternativa sana para sanar

03/09/2012 |06:19 p.m.
El médico veterinario Dr. Ángel Manuel Jiménez González -aquí, con su paciente Terry Terencio, uno de sus casos más famosos- está certificado como médico, acupunturista y terapista de comida.  
La medicina china tradicional se distingue por no presentar efectos secundarios

Los que hemos tenido mascotas toda nuestra vida sabemos que, tristemente, además de todos los trastornos de salud propios de cada especie, nuestros animalitos también pueden padecer de un sinnúmero de males comunes en los humanos.  Desde artritis hasta cáncer, parálisis y gastritis, pasando por Alzheimer, alergias de la piel y enfermedades cardiacas y hepáticas, por mencionar sólo algunas, nuestras mascotas están expuestas a sufrir muchísimas  dolencias.

Por si fuera poco, en ocasiones, algunos de los medicamentos que les recetan pueden tener efectos secundarios que nos llevan a pensar: “¿Será peor el remedio que la enfermedad?”. 

Es por esto que consultamos con el veterinario  Ángel Manuel Jiménez González, director de Acupets, quien lleva practicando la herbología china desde el 2006 y que, al presente, cursa su maestría en medicina china, lo que requiere, precisamente, un “conocimiento profundo de las hierbas chinas”. Durante nuestra entrevista, el médico nos habló en detalle acerca de la medicina china tradicional -específicamente, la herbología veterinaria-, la cual, como la que se usa con los humanos, es famosa, entre otras cosas, por no provocar efectos secundarios.

Medicina china tradicional

Hay que señalar que lo que para nosotros es medicina alternativa, no es otra cosa que medicina china tradicional, tan común y corriente para los orientales como lo es nuestra medicina occidental. Al hablarnos sobre la misma, Jiménez González nos explicó que “la medicina china consiste de cinco elementos para tratar las enfermedades existentes. Éstos son acupuntura, herbología, tui na  (masajes corporales), terapia con comida, y meditación”. A su vez, detalló que “la medicina herbal, conjuntamente con la acupuntura, consta de sobre un 80% de la terapia de medicina tradicional china. Con la medicina herbal se pueden tratar diversas condiciones médicas como, por ejemplo, problemas gastrointestinales, endocrinológicos, dermatológicos, problemas cardiovasculares y muchas más”.

¿Por qué conviene explorar esta opción?

A modo de ejemplo, consultamos con el doctor acerca del caso de un perro que, debido al uso de repelentes para pulgas y garrapatas, y a causa de un tratamiento extenso de cortisona, sufrió de enzimas hepáticas superelevadas. En cuanto a esto, el especialista opinó: “Es de conocimiento mundial que la gran mayoría de medicamentos occidentales tienen efectos secundarios (provocados) por su utilización.  La gran mayoría de éstos se desarrollan a largo plazo, aunque también pueden ocurrir con su uso a corto plazo. Ejemplo de estos medicamentos son con los llamados nsaids (antiinflamatorios no esteroidales), que pueden desarrollar paro renal o problemas gastrointestinales”.  Otros medicamentos, según señaló, como en el caso del perro en cuestión, pueden provocar “problemas hepáticos”.

Por contraste, aseguró, “la herbología china puede ayudar a minimizar las dosis específicas necesarias de medicamentos occidentales o hasta eliminar el uso de los mismos”.

¿Cómo y por qué funciona?

Continuó explicando el especialista, que “en la medicina china se activan los puntos energéticos existentes en todos los cuerpos animales.  Estos puntos se encuentran en los meridianos.  Los medicamentos herbales ayudan a mantener esta energía fluyendo (por el organismo), aparte de balancear el nivel energético en el cuerpo”. Más aún, abundó, “el cuerpo animal consiste de cuatro esencias que requieren estar balanceadas.  Éstas son: el yin/yang (fuerzas oponentes de la naturaleza como hombre/mujer, noche/día etc.), el Qi (que se pronuncia “chi” y es la energía vital) y sangre (fluidos)”.

Por su parte, “la medicina herbal consta de cinco patrones de energía o temperaturas y cinco sabores”.

Al aplicarse, en este caso, a las mascotas, “la medicina herbal china puede inducir acciones fisiológicas para, de esta manera, tratar las condiciones (de salud) existentes”.

En resumidas cuentas, el propósito principal de todo esto es, según aclaró Jiménez González, “buscar un balance entre las cuatro esencias y, por lo tanto, (procurar) bienestar y salud” para el paciente.

Un caso notable

Para destacar los beneficios de la medicina china, el veterinario nos habló sobre “Terry Terencio González, un Boston Terrier de 11 años de edad, macho castrado. Terry llegó a Acupets con un desbalance corporal, debido al cual no podía mantenerse de pie”. El caso se presentaba tan grave, que el  veterinario que lo refirió, lo había diagnosticado “con posibles discos intervertebrales obstruidos”, advirtiendo, además, que no había mejorado “con  la terapia inicial de antiinflamatorios y antibióticos”.

No obstante ese panorama desalentador, Jiménez González le diagnóstico a Terry  “una deficiencia del yang del riñón y estagnación local en el cerebro, conjuntamente con una deficiencia de Qi. Luego de múltiples sesiones y medicamentos herbales como bu yang huan wu, liver happy, qi performance y eight gentleman, Terry se encuentra en un estado de recuperación de sobre el 90%”.

Recomendaciones

Cada animalito es un mundo con sus circunstancias especiales. Por ello, el Dr. Jiménez González recomienda que, antes de hacer un cambio drástico en el manejo de la salud de una mascota, primero consultemos “con un médico veterinario colegiado para, de esta manera, llegar a un diagnóstico adecuado de la condición. De necesitar ayuda adicional o en caso de padecer una condición que él o ella crea que podemos ayudar, con mucho gusto  estaremos a la disposición de todos”.

Condiciones que se mejoran con estos remedios

La herbología china resulta sumamente eficaz para estos trastornos:

Músculoesqueletales -  Dolor, trauma, artritis, trastornos de los músculos y las coyunturas

Agudos -  Influenza, infecciones del tracto respiratorio, catarros y tos, fiebre de origen desconocido, infecciones del tracto urinario, infecciones virales y bacterianas

Crónicos -  Diarrea y estreñimiento, fatiga, tos o asma, fallo renal o cardiaco, problemas hepáticos y oculares, infertilidad, disfunción endocrina, cristales o piedras en la orina, alergias nasales o alimentarias

El Dr.  Ángel Manuel Jiménez González, DVM, CVA, CVFT tiene su consulta en Acupets, en la avenida Esmeralda  #7, en   Guaynabo. Para citas, pueden llamar al 787-690-3905. También pueden visitar www.acupetspr.com.