Eliminan juego virtual de peleas de perros

05/02/2011 | 02:07 p.m.
 
La presión pública en contra de esta horrible práctica se apuntó una victoria

Hace una semanas, un juego de computadora, disponible para los teléfonos Android de Google, permitía que los jugadores criaran un cachorro virtual, le administraran inyecciones virtuales de esteroides y luego, los pusieran a pelear virtualmente contra otros perros en un juego llamado Dog Wars.

En respuesta a dicho juego, entidades como la Sociedad Protectora de Animales de Estados Unidos y PETA (People for the Ethical Treatment of Animals) protestaron la existencia del mismo, ya que glorificaba la crueldad y el abuso hacia los animales.

Por si fuera poco, hasta Michael Vick -el famoso jugador de fútbol americano, que estuvo preso por mantener perros específicamente para peleas- se expresó en contra de Dog Wars, diciendo: "He tenido que aprender por las malas que las peleas de perros son una calle sin salida. Me parece que es muy importante que se les envíe un mensaje pertinente a los jovencitos y que no se glorifique esta forma de crueldad animal, aun cuando sólo sea una aplicación para teléfonos Android".

Por su parte, en su petición, PETA también exigió que se removiera el juego.

Los desarrolladores del mismo insistían que el juego "no celebraba la violencia", sino que "creaba conciencia sobre las peleas de perros", además de que era una "sátira". Sin embargo, sealaron los opositores que las sátiras son creadas para usar humor al condenar las inmoralidades y desarrollar un juego para que parezca que perros de verdad están peleando dista mucho de ser algo cómico.

En los foros de Google-Android hubo más protestas para que se removiera el juego, que para que se conservara. Después de todo, las peleas de perros son ilegales y por muy buenas razones. La sociedad, en pleno, no necesita que los medios promuevan delitos como éste, sobre todo cuando son los jóvenes los que pueden dejarse persuadir por las experiencias virtuales que muchos juegos promueven.

Las peleas de perros no son -¡y nunca serán!- un deporte legítimo; son sadístas y pueden degenerar en comportamientos sumamente negativos.

 

Fuente: www.care2.com