¿Pueden las mascotas padecer de la tiroides?

05/28/2010 | 04:28 p.m.
 

P: ¿Por qué mis dos perras no engordan igual?

Tengo dos perras de la misma edad y comen exactamente lo mismo (les sirvo la comida por medidas). Sin embargo, una pesa como siete libras más que la otra. Ambas salen a pasear dos veces al día, cada vez como por 45 minutos. Los fines de semana, las llevo a la playa y corren que se acabó para arriba y para abajo. ¿Qué puedo hacer para que sus pesos se igualen? Es que las dos son patiflacas y a la que está gordita le convendría rebajar.

 

R: Todos los animales vertebrados tienen glándula tiroides

Esta glándula. que está localizada en el cuello cerca de la tráquea, tiene como función principal la producción de la hormona tiroxina.

Los perros entre los cuatro y 10 años de edad son más propensos a padecer de hipotiroidismo. Perros de razas medianas y grandes también son más propensos al hipotiroidismo que las razas “toy” y miniatura. El hipotiroidismo  es una condición donde la tiroides no produce o secreta la hormona, lo que resulta en un metabolismo lento. Los signos clínicos de un perro que tiene la condición son letargo y aumento de peso sin aumento en el apetito, lo que hace que los animales se pongan obesos. También, pueden presentar problemas de piel como resequedad y calvicie en ciertas partes del cuerpo.

Por el contario, los gatos de edad mediana son más propensos a padecer de hipertiroidismo. El hipertiroidismo  se caracteriza por una secreción excesiva de la hormona tiroxina, lo que resulta en un aumento en el metabolismo. El signo clínico más común en estos gatos es la pérdida de peso acompañada de un aumento en el apetito. También, el gato toma mucha agua y orina mucho.

Si usted nota alguno de estos síntomas en su mascota, visite a su veterinario, que es el único que puede diagnosticar la condición y establecer el tratamiento correcto.

 

Consejos adicionales

• Las condiciones de tiroides se pueden tratar exitosamente, pregúntlee a su veterinario.
• El diagnóstico definitivo de hipertiroidismo o hipotiroidismo se hace con la detección de la hormona en  la  sangre de la mascota.
• El hecho que su mascota esté obesa no significa que está padeciendo de la tiroides. El veterinario tiene que hacer un examen completo de la mascota para llegar a un diagnóstico.
• La obesidad puede estar relacionada con la ingestión de muchas calorías. Su veterinario puede prescribir una dieta especial para su mascota.