Harry Robles: Maestro del “glamour”-VÍDEO

Por Janet González Bolívar / janet.gonzalez@primerahora.com 08/31/2013 |
Sus diseños se caracterizan por los contrastes y la riqueza de texturas. (david.villafane@gfrmedia.com)  
Su talento y gusto impecable le han permitido mantenerse vigente en el exigente negocio de la moda.

Harry Robles elabora cada una de sus sofisticadas creaciones con particular esmero y dedicación desde su pequeño atelier, ubicado en el corazón de la calle Loíza.

Ahí, un repertorio de vestidos de coctel, ballgowns y sus ya célebres diseños nupciales dejan ver su exquisita visión y estilo particular en el mundo de la moda.

A través de cada pieza, Robles propone una mezcla de lo clásico con toques modernos –como la riqueza de capas, los bordados, el brillo y las telas trabajadas-, siempre pensando en una mujer elegante y con carácter.

“Soy un clásico empedernido y, a la vez, quiero agarrar lo moderno y mezclarlo. Quiero tener las dos cosas al mismo tiempo”, reconoce el diseñador, mientras entalla un impecable vestido de corte sirena que cae a la perfección sobre la espigada figura de una modelo.

La estética de sus diseños, la buena costura y su pasión por lo que hace han sido, sin duda, factores claves en su trayectoria imparable por los pasados 28 años, al punto de convertirlo en uno de los modistos favoritos de las fashionistas puertorriqueñas.

“Yo voy a cumplir ya 28 años en esto, y son 28 años en los que yo, todavía al sol de hoy, entallo la clienta, hago el patrón y corto el traje. ¿Tú sabes cuántos diseños yo he entallado en mi vida? Todos los trajes que han salido de este taller mis manos los han cortado”, asegura con evidente satisfacción.

 
Autorretrato: Harry Robles

Su talento y gusto impecable le han permitido mantenerse vigente en el exigente negocio de la moda.


“Yo no tengo cortador ni tengo patronista. Tengo la espalda un poco chavá, pero eso me llena por dentro”, añade con una amplia sonrisa.

Primera Hora conversó con Robles acerca de su proceso creativo, el trayecto de su carrera y sus influencias.

¿Cómo surge tu interés por la moda y a qué edad?

Surge a los 19 años y fue a través de una tía que era cantante en aquel momento, Mery Pacheco. Ella vino a Puerto Rico a retomar su carrera y yo la acompañaba cuando iba a los restaurantes a cantar y a las entrevistas en los canales de televisión. Ahí veo el vestuario que ella tenía, la encontraba elegantísima y me gustó. No estaba haciendo nada y me orienté y empecé a estudiar costura en el Liceo de Arte en Hato Rey.

¿En qué o en quién te inspiras a la hora de crear?

La moda cambia y yo estoy siempre al tanto de lo que está pasando internacionalmente. Pero al yo tomar eso y plasmarlo en mis diseños, hay que pensar mucho en la clienta, en quién te va a comprar el vestido porque esto es un negocio. Pero la mayoría de mis clientas son mujeres dramáticas a las que les gusta la pomposidad y siempre están al tanto de las tendencias.

¿Cómo defines la elegancia?

La elegancia es algo que lleva la persona por dentro. Tú no tienes que ser lindo después de que tengas garbo y tengas ese sex appeal. Claro que el vestido también ayuda, pero viene a ser un complemento. El traje puede ser dramático y todo eso, pero para yo ponerle un traje dramático a una persona es porque la persona es más dramática que el traje y lo puede llevar.

¿Algún momento inolvidable en tu carrera?

Diría más bien que todos mis shows son inolvidables para mí. Pero la satisfacción más grande ha sido que yo he podido hasta ahora trabajar en todos mis trajes, desde hacer el patrón, el entalle a la clienta y cortar el vesti do.

¿A cuál de tus colegas latinos admiras?

A Oscar de la Renta. Su trabajo es muy clásico. Hay otros latinos que han alcanzado la fama, como Carolina Herrera, pero Oscar es el mejor diseñador que tiene Estados Unidos ahora mismo. Es dominicano, cruzó el charco, diseñó para Pierre Balmain y se ha mantenido.

Descríbenos qué debe incluir un clóset ideal.

Un traje negro sencillo corto que puedas llevar con todos los accesorios del mundo, y yo creo que también un traje largo de la silueta que mejor le vaya a tu cuerpo y que sea negro también.

¿Qué consejos les darías a las chicas y chicos que empiezan en el mundo del diseño y se quieran dedicar a ello?

Hay mucha gente que tiene mucho talento, pero hay que trabajar duro. Muchos hacen un trajecito bonito y dicen: ‘Ya yo estoy allá arriba’. Pero eso no es así. No es llegar, es mantenerse, y para mantenerse hay que hacer shows para mantenerte vigente, hay que ser responsables con las clientas y hay que hacer las cosas bien.

Tags

autorretratoHarry Robles