Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Clara perspectiva femenina desde temprana edad

Por Rosalina Marrero-Rodríguez 03/08/2017 |00:05 a.m.
De izquierda a derecha, Estela Torres Serra, Ariana Paola Aponte Rivera y Anna Isabella García Morales ([email protected])  
Tres niñas comparten cuáles son sus modelos femeninos y cómo se visualizan en la etapa de la adultez.

Las mujeres son trabajadoras. También son bonitas, dice la niña Anna Isabella García Morales, de siete años.

Para Estela Torres Serra, de ocho años, las mujeres son además fuertes y creativas. Ariana Paola Aponte Rivera, de 11 años, las destaca por su carácter combativo.

“Las mujeres son unas personas que luchan mucho, por ejemplo lucharon para tener los mismos derechos que los hombres y todavía siguen luchando”, describió la estudiante de sexto grado.


En términos de personalidad, Ariana reconoce a las féminas como “unas personas especiales, que miran las cosas de una manera diferente”. Las considera además soñadoras y solidarias.

Al celebrarse hoy el Día Internacional de la Mujer, estas niñas comparten con Primera Hora lo que le gusta de ser féminas, cuáles son las mujeres que admiran, cómo se visualizan en su etapa adulta y qué personajes les gustan y por qué.

Fueron preguntas sencillas en búsqueda de respuestas espontáneas, propias de la edad de cada una.

Anna Isabella se proyecta en su etapa adulta como una bióloga marina “porque me gustan los animales del mar”. Estela quiere ser maestra “porque me gustaría enseñarle a la gente”. Y Ariana está convencida de querer verse en los escenarios. “Yo quiero ser actriz”, afirmó.

Para las niñas de siete y ocho años, las mujeres que admiran son las figuras femeninas más cercanas a ellas, sus madres.

“(Admiro) a mami, porque es buena (y) exitosa”, contestó Anna Isabella, estudiante de segundo grado. Estela, asimismo, mencionó a su mamá, "porque me dio la vida”.

 
¿Qué te gusta de ser niña?


La preadolescente, en cambio, tiene como modelo a la actriz estadounidense Emma Stone.

Entre los personajes favoritos, Ana Isabella escogió a “Moanna”, porque “trabaja mucho para que las cosas del mar estén todas bien”; Estela prefirió a “Elsa” porque “ella trató de disculpar a la hermana, pero la hermana no quería y ella le dijo que hay que hablar para disculparse”.

Ariana se mantuvo su admiración hacia el trabajo de Stone, específicamente con el personaje “Mia”, que le mereció el Oscar a la mejor actriz en la cinta “La La Land”.

“En la película que salió hace poco, 'La La Land', ella (Stone) quiere cumplir su sueño de ser actriz, pero se le hace muy difícil, entonces, es un personaje que admiro porque va por sus sueños”, expuso.

Importancia de los modelos en una crianza femenina saludable

De acuerdo con la psicóloga y coach de vida, Samari Román Gandulla, según la etapa del desarrollo se reconocen -a nivel de socialización-, los modelos que seguirán, en este caso, las niñas.

“En la etapa escolar (grados elementales) su núcleo familiar es lo más importante y es donde ahí se está formando el auto concepto. En la adolescencia el círculo social es el que toma más importancia y muchas veces queremos imitar a pares a nuestro alrededor, o también pueden ser figuras públicas”, indicó la especialista, lo que concurre perfectamente con las personas que maravillan a estas niñas según el momento que viven.

Entrada la etapa de la preadolescencia y la adolescencia “es importante dejar que nuestras hijas se expresen, ya que de acuerdo al modelo que ellas escogen, vamos a reconocer cómo está su autoconcepto”, destacó la profesional de la conducta.

El autoconcepto es la apreciación que hace cada persona de sí misma, y tiene estrecha relación con la autoestima que es la percepción de “cómo me veo y de cómo me ven los demás”.

Román Gandulla apunta sobre estas valoraciones porque serán determinantes para que las niñas tengan un buen desarrollo de su inteligencia emocional, que será la herramienta que les dará confianza, determinación y valor ante las situaciones que se le presenten.

 Para cultivar esa inteligencia emocional es importante dejarle saber a las niñas y adolescentes que ellas son únicas, que aún cuando otra persona lleve su mismo nombre, no es igual a ella, y que inclusive que aunque tenga una mejor amiga, o una #BFF (Best Friend Forever), ésta no va a pensar igual que ella.

En momentos en que surja algún conflicto que las involucre, formularles preguntas abiertas que les permitan hacer una introspección sobre cómo se sintieron ante una situación particular; hablarles en primera persona (“yo me siento de esta forma cuando tú gritas') y siempre hacerle énfasis en lo importantes que son dentro del núcleo familiar, son herramientas que los padres y madres pueden manejar para aportar a la crianza de niñas y adolescentes saludables en el plano emocional.

 Igualmente, señaló Román Gandulla, es importante que los custodios de las menores no caigan en uso de un lenguaje que alimente patrones de desigualdad ni prejuicios.

Tampoco es correcto crearle ideas irreales sobre sí mismas.

 “No es real decir 'tú eres poderosa y puedes vencerlo', sin embargo se puede decir 'eres única, eres jovial, eres bien creativa, con lo fajona que eres, lo vas a lograr”, puntualizó la experta, que en su práctica trabaja con las etapas infantil, adolescente y adulta femenina.

Regresa a la portada