Cada vez son menos los piropos

Por Frances Tirado 03/07/2014 |
Las redes sociales se prestan para los halagos románticos y picantes.  
Algunos artistas consideran que esta forma de galanteo ha quedado en el olvido.

¿A quién no le han dicho un piropo o al menos lo ha escuchado?

Los piropos, en su mayoría, son frases halagadoras que van dirigidas hacia la mujer. Muchas veces tienen un tono poético de galantería y otras veces picante. Sin embargo, es una modalidad que con el paso de los años se ha ido perdiendo.

En esto coinciden la cantante Melina León, el salsero Andy Montañez, el reguetonero Jamsha y el productor y animador Antonio Sánchez “el Gángster”.

¿Las razones? Una de ellas son las redes sociales, pues cada vez más mujeres y hombres se manifiesten por escrito, especialmente por Twitter.

“Estás más dura que el puño de Tyson”, y otros alusivos a sus piernas, son algunos de los piropos que le han dicho a la cantante Melina León.

“Después que sea con respeto, es bonito porque es una manera de demostrar una admiración y halago hacia uno. Eso alegra el día. Después que no sean referentes a mis partes privadas, sí me gustan”, reitera la vocalista.

Lo que no le gusta a Melina es que “si estoy en la calle que me tiren besos para llamar la atención y que me piten, porque jamás miro”.

En tanto, por Twitter recibe muchos piropos bonitos y otros demasiados fuertes, los que suele ignorar.

De los que recuerda mencionó: “De qué juguetería te escapaste, muñeca” y “¡Cómo avanza la ciencia! Si ya las flores caminan”.

No suele lanzarlos

No es un secreto que Andy Montañez tenga una personalidad vivaracha. Sin embargo, no es de lanzar piropos.

“Los piropos datan de tantos tiempos y lo que demuestran es eso, un halago a la mujer y no necesariamente a la belleza, sino a la forma de ser también. Y es verdad que se está como que perdiendo”, dice con simpatía.

“Yo no soy muy piropero como quien dice, pero cuando me preguntan: ‘¿Cómo tú estás?’ Les digo: ‘Amándote’. ¡Y esa frase es mía, que no me la roben (ríe)!”, agrega.

Además, suele saludar galantemente a las mujeres con halagos como: “Mi reina”, “Hola princesa, cómo estás” y “Hola belleza”.

Pegó en la televisión

El anfitrión de El circo de la Mega, Antonio Sánchez “el Gángster”, pegó en su desaparecido programa No te duermas, de Telemundo, los piropos “Arroz que carne hay” y “Si me invitan voy, y si me gusta me quedo”. Los decía, aclara, sin intención de ofender a sus invitadas.

Sobre “Arroz que carne hay”, cuenta a Primera Hora que la primera vez que lo escuchó fue del cantante y actor Rafael José, quien lo usaba en El cuartel de la risa, comedia en la que trabajaban juntos.

“Hay piropos bien románticos o bien ofensivos y ‘Arroz que carne hay’ era jocoso y a mí se me quedó en el subconsciente. Y una vez en No te duermas, no recuerdo quién llegó de invitada, y le dije: ‘Arroz que carne hay’. De ahí, por la fuerza que tenía el programa, el piropo se pegó. Mucha gente creyó que lo había inventado y no fue así porque no me doy crédito de algo que no inventé”, detalla.

Para el locutor, los piropos han ido desapareciendo, lo que lamenta, porque “es algo nice. Hay gente que tiene talento para eso al igual que tenemos trovadores. Hay de todo, están los románticos y están los jocosos”.

“La gente está que prende de un maniguetazo y, si le tiras un piropo, te fajan una galleta o puedes hasta perder la vida. El humor no se ha perdido, lo ves a través de los memes; se ven unos genios de inventar en el momento que pasa un suceso o noticia”, expone quien asegura no haber tirado ningún piropo, más allá del vacilón como animador.

Inspirado en piropo

Al momento de ponerse creativo en sus canciones, Jamsha “el Putipuerko” no tiene límites. Prueba de ello es que para su nuevo sencillo, se inspiró en “Arroz que carne hay”, como llamó la canción.

De ese tema planifica un vídeo, el que dice será jocoso y tendrá a este chico “superlabioso que le tira a todo lo que se mueve. Sé que la gente se va a identificar”.

Aunque se proyecta como atrevido en sus composiciones y videoclips, Jamsha señala ser todo lo contrario. “Soy mega tímido para los piropos. Si yo no estoy seguro que le gusto a la mujer, no le tiro. Nunca le he dicho un piropo a una mujer que me pase por el frente, ni siquiera un: ‘Diablo mami’”.

Sin embargo, en su cuenta de Twitter las chicas van a todas y le escriben piropos fuertes como: “Me muero por ver tus ojitos en mi ombligo”.