Cosas que debes saber antes de casarte

Por El Mercurio / Chile / GDA 08/03/2013 | 10:45 p.m.
El texto recorre desde lo que parece más sencillo en una relación hasta los verdaderos tormentos que se pueden dar durante el matrimonio. (Archivo)  
¿Qué sabemos del vínculo de pareja antes de casarnos? ¿Por qué cuesta conservar el amor? ¿Cómo puedo crear una relación que realmente funcione?

¿Qué sabemos del vínculo de pareja antes de casarnos? ¿Por qué cuesta conservar el amor? ¿Cómo puedo crear una relación que realmente funcione?

“Las 101 cosas que ojala hubiera sabido cuando me casé”, de Linda y Charlie Bloom (El grano de mostaza) responde de manera amplía y en detalle estas preguntas. 

Según sus autores son respuestas que vienen de conocimientos reales sobre habilidades reales que se pueden practicar en una relación de pareja comprometida. 

“Nuestras cualificaciones no son los certificados enmarcados sino las cicatrices y las heridas que hemos experimentado y soportado, y de las que nos hemos recuperado y hemos aprendido”, escribe Charlie Bloom. 

Y cita a Nietzsche, “lo que no me mata, me hace más fuerte”. Agrega que lo mismo ocurre con el matrimonio, o bien se aprende a crecer a través de los retos inevitables de una relación comprometida, o bien, uno se arriesga a que esta nos destruya. 

La idea es evitar la repetida frase “… si hubiera tenido la oportunidad de aprender cómo funciona el amor” y todos esas interminables disputas y malos entendidos que hacen de la convivencia diaria un martirio. Y es justamente esa la problemática que abordan los psicoterapeutas de Bloomwork en este texto.

Lo interesante es que en el formato que eligieron, la información está reducida en pequeños fragmentos que narran historias personales y ejemplos que hacen la lectura rápida, fácil de entender y poner en práctica. Es más, se puede abrir el libro en cualquier página y cual oráculo te da luces sobre lo que estás viviendo.

Es una especie de mapa de las relaciones con todos los baches y desvíos claramente señalados.

“Las 101 cosas que ojala hubiera sabido cuando me casé”, está dirigido a cualquiera que viva, haya vivido o vaya a vivir una relación en compromiso. 

“Es para todo aquel que haya sentido que el matrimonio puede ser mucho más que un acuerdo de convivencia para gestionar obligaciones, responsabilidades y necesidades personales”, dice la señora Bloom. 

De todas maneras, advierten que no dicen lo que tienen que hacer , pero si ofrecen toda su confianza para que cada lector crea en su propia intuición y en la capacidad humana de curarse de las heridas del pasado para fortalecerse. 

“Las heridas nos permiten desarrollar cualidades que producen más alegrías y amor en nuestras vidas”, afirman.

Las principales

Por tanto, el libro está escrito con afirmaciones para ser usadas en forma diaria, como también para encontrar un puente de salida a una situación de conflicto. 

Es que tanto Linda como Charlie Bloom llevan juntos 50 años de experiencia en terapias de pareja y llevan 31 de matrimonio. La actitud que transmiten es práctica y realista que inspira a explorar las creencias y actitudes más arraigadas. 

La idea es desentrañar el misterio del amor. Por ejemplo, la primera lección es “las grandes relaciones no ocurren sin más, se crean”, aquí enseñan que lo importante es crear un fondo de buena voluntad a través de una conversación, una larga mirada o una sincera expresión de gratitud que van reafirmando el amor y que esas expresiones se van acumulando para cuando vengan tiempos difíciles.

Mientras que en “La vulnerabilidad te desarma”, aconsejan encontrar la valentía de mostrarse vulnerable y renunciar a las defensas verbales. “La vulnerabilidad nos ofrece una mayor integridad y un acceso a nuestro corazón y a la verdad profunda de nuestra experiencia”, escribe Linda Bloom.

“Haber crecido en una familia feliz no asegura un buen matrimonio, y crecer en una familia infeliz no impide tenerlo”, es otra, donde la pareja asegura que con el tiempo, las experiencias pasadas no condicionan necesariamente nuestra capacidad de dar y recibir amor. 

“En lugar de eso, nuestro potencial para amar puede incrementarse cuando afrontamos, abrazamos y aprendemos de las experiencias dolorosas”, recalcan. 

21 de las 101


El texto recorre desde lo que parece más sencillo en una relación hasta los verdaderos tormentos que se pueden dar durante el matrimonio. Para muestra, un botón de estas “101 cosas”: 

1. El príncipe no va a venir. 
2. Nunca es demasiado tarde para reparar la confianza dañada.
3. Incluso la menor chispa puede encender el fuego del amor. 
4. La capacidad de sentir alegría crece en la misma proporción que la capacidad de sentir dolor. 
5. Tu pareja no puede rescatarte de la infelicidad, pero puede ayudarte a que te rescates a ti mismo. 
6. El coste de una mentira es mucho mayor que lo que ganas diciéndola. 
7. Las vacaciones son una necesidad, no un lujo. 
8. Da lo que deseas recibir. 
9. Nada adormece tanto el deseo sexual como las diferencias no resueltas. 
10. Tu opinión no es la verdad. 
11. Los ultimátum y las amenazas hacen más daño que bien. 
12. La verdadera intimidad solo puede existir entre iguales. 
13. Si piensas que eres demasiado bueno para tu pareja, reflexiona un poco más. 
14. Lo importante no es lo que tienes, sino lo que haces con ello. 
15. Los secretos son mentiras. 
16. Si eliges la monogamia, mantén el acuerdo. 
17. La privacidad no dañará tu matrimonio, pero el secretismo sí. 
18. Si tu pareja piensa que algo es importante, ¡lo es!. 
19. Hay violencia en el silencio cuando se usa como un arma.
20. El perdón no es algo que ocurre de una vez, es un proceso. 
21. Si tu pareja se pone a la defensiva, podrías estar dándole razones para ello.

Tags

matrimonio