Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

El divorcio: ¿un buen motivo para celebrar?

Por Olga Román Hernández 04/09/2012 |
Al tope de los bizcochos de las fiestas de divorcio se le colocan figuras como la que aparece en la foto.  (Primera Hora / Heriberto Castro )  
¡Qué bueno que se acabó!: ésta parece ser la actitud de muchas mujeres.

Una fiesta para celebrar la boda; otra para el divorcio.

¿De qué hablamos? De las cada vez más populares fiestas para celebrar el divorcio que están realizando muchas mujeres alrededor del mundo.

De hecho, la “Reina del Pop”, Madonna, celebró con tremendo jolgorio su divorcio del cineasta Guy Ritchie, en el 2008.

No cabe duda de que existe una creciente industria del divorcio en la que se venden adornos, accesorios y juegos para las fiestas de separación.

En Latinoamérica no nos quedamos atrás. En Perú, por ejemplo, el negocio Ladies Time Lima organiza fiestas de divorcio con variados juegos.

Mientras, en el espacio cibernético se estableció el sitio de origen estadounidense Divorce360.com, un directorio de negocios relacionados con los divorcios.

Además, la cadena de almacenes británicos Debenhams lanzó al mercado el pasado enero un servicio titulado “mesa de divorcio”. Éste opera de forma similar al registro de regalos que preparan las novias.

¡Hasta los abogados se han subido a esta ola! Un ejemplo es la firma londinense de abogados Lloyd Platt & Co., que ofrece cupones de divorcio. Quien recibe uno de dichos cupones puede utilizarlo para una consulta gratis con los expertos del lugar.

¡Tremendo party!

Para profundizar sobre el tema de las fiestas de divorcio, este diario entrevistó a Josmary González, presidenta de fiestaclasificados.com, negocio que se dedica a la organización de todo tipo de eventos, entre los que se encuentran quinceañeros, graduaciones, bodas, despedidas de solteras, ferias de exposiciones, convenciones, cumpleaños, baby showers y fiestas de divorcio, entre otras.

González, quien cuenta con 15 años de experiencia en la industria del entretenimiento, sostiene que estas fiestas son comunes en los Estados Unidos y Europa.

La comerciante indica que en dichas partes del mundo las fiestas de divorcio se celebran en salones de actividades, como si fueran bodas y además, se contratan a DJ’S. “Hasta la divorciada desfila, le hacen una ceremonia. Inclusive, se han hecho unos aros para divorciados que son como el aro de matrimonio, pero está roto... ¡Una locura!”, expresa.

“Las fiestas de divorcios realmente las organizan las amigas de la divorciada como una manera de solidarizarse con ella porque el divorcio es una etapa difícil para cualquier ser humano. Estas fiestas han crecido, más bien, por el público femenino. Viene siendo como una bienvenida de soltera (en vez de despedida de soltera)”, destaca la empresaria quien dice que en dichas actividades, las invitadas y la homenajeada hacen bromas referentes al ex esposo y al fallido matrimonio.

“Es para hacer un poco menos doloroso el proceso del divorcio y que ella se pueda adaptar a su nuevo estatus de divorciada. Es como tratar de entrarla otra vez al estilo de vida de estar sola y el ya no estar con una pareja”, asevera.

“Tú sabes que la divorciada, al momento, está triste, deprimida, porque siempre un divorcio es doloroso. Mi nuevo refrán es a mal tiempo... buena fiesta”, sostiene entre risas.

En Puerto Rico

La empresaria expone que en Puerto Rico este tipo de fiestas no es tan popular, aunque espera que en el futuro cobren mayor auge. González sostiene que en el transcurso de un año ha celebrado 10 fiestas de este tipo. “Ya se están empezando a celebrar. Esto está bien reciente”.

“En Puerto Rico realmente ha sido algo más close porque culturalmente aquí somos un poquito más conservadores en cuanto al tema del divorcio”, establece y añade que estas fiestas, en la Isla, se han tratado más bien de reuniones entre la divorciada y sus amigas cercanas en una residencia.

González indica que, desde hace aproximadamente dos meses, algunas tiendas especializadas en fiestas venden artículos con el motivo de divorcio. “O sea, que eso está nuevecito aquí en Puerto Rico”.

En la fiesta, se realizan juegos como “ponle la cola al ex (en vez de al burro)”, se lanzan dardos en un panel con la foto del divorciado en el centro y se rompen fotos y recuerdos relacionados con la fracasada relación, entre otras actividades. “Es como una manera de desprenderse y decir: ‘ya, se acabó’”.

También se contratan a personas para que realicen espectáculos de entretenimiento. A los bizcochos se les colocan en el tope figuras alusivas al rompimiento de la relación.

“Otra cosa que también se hace en las fiestas de divorcio es que alquilamos un party bus... (es) un girls night out. En ocasiones, alquilan un servicio de stripper para liberarse. Se van por ahí, se van a los pubs, a lugares donde cantan karaoke”, establece.

¿Este tipo de actividades se lucran de los divorcios? “Del divorcio, realmente, los que siempre se lucran son los abogados. Si hay una demanda de un servicio, hay que darlo. Si un cliente nos llama para pedir servicios de fiesta de divorcio, se le hace. ¿Por qué no?”, contesta.

González, además, asegura que estas fiestas son económicas. “Como aquí, en Puerto Rico, se hace informal, no requiere de grandes gastos más allá de la decoración, el entretenimiento con las bromas y, obviamente, el bizcocho cómico, que no puede faltar”.

Y los hombres... ¿están celebrando sus divorcios con fiestas? “De hombre, no se han hecho todavía. Estamos disponibles para hacer fiestas de divorcio para hombres, que tal vez no se atreven a hacerlas como las mujeres”, concluye.

Tags

matrimoniodivorcio