En boga los profilácticos como método de protección

Por Primerahora.com 02/28/2014 |00:00 a.m.
Las tácticas de mercadeo han resultado ingeniosas y a su vez han modificado la percepción de la sociedad ante los preservativos. (Archivo)  
La venta de preservativos no ha decaído pese al vaivén económico pues la publicidad del producto se enfoca en la higiene.

El carnaval de Brasil, uno de los más grandes del mundo, es sinónimo de música, baile, brillo, alegría y fiesta. Con tanta efervescencia las autoridades ya tienen por costumbre repartir cientos de condones gratis, como una medida de responsabilidad social.

En Puerto Rico hay iniciativas similares en eventos como las Justas Intercolegiales, las Fiestas de la Calle San Sebastián y como parte de una campaña el año pasado en discotecas, oficinas médicas y residenciales públicos.

Pero más allá de estos proyectos, los boricuas ¿usan o no usan condones para evitar embarazos y enfermedades de transmisión sexual?

Brenda Ayala, gerente de operaciones de Condom World  dijo que la gente sigue buscando y comprando los profilácticos como método de protección.

A pesar de las fluctuaciones en la economía que pudieran afectar un poco su venta, Ayala no ve mayores cambios y entiende que tiene que ver con que en tiempo más reciente los condones se promocionan como algo más que un asunto de salud.

“Las compañías que los producen han sido bien ingeniosas en su mercadeo y han sacado muchas variedades, desde condones con colores y sabores de todo tipo, con distintas texturas y ya vienen también con ingredientes para ayudar la estimulación o lo contrario, para retardar la eyaculación. Han sacado tantos al mercado  que hay de todo un poco”, indicó la mujer que lleva 16 años con la empresa.

“El mensaje y lo que promovemos es que se trata de algo seguro y algo que puede ser divertido al mismo tiempo”, agregó.

De paso, esos cambios en la forma de presentar los preservativos han derrumbado las excusas de algunos hombres quienes le atribuían pérdida de sensación al usarlos, según la gerente de operaciones de la tienda.

Sobre el perfil de las personas que adquieren los profilácticos Ayala dijo que la mayoría está entre 25 y 45 años, pero no se limita a ese rango de edades porque incluso cada vez más personas mayores se atreven a comprarlos.

Por su parte, el profesor Juan Carlos Malavé Rexach, sexólogo y perito forense, dijo que repartir las bolsitas con condones, sin información, es andar un 60% del camino en la ruta de la prevención de enfermedades y embarazos no deseados.

Y es que para el experto, si se usa de manera incorrecta, el condón pierde toda su efectividad y deja de ser útil.

“Es como usted guiar un vehículo de motor pero no saber las leyes de tránsito. Manejar se aprende, pero usted también tiene que saber dónde parar, qué significa la luz roja y la luz verde del semáforo y dónde estacionar, por ejemplo. Si no conoce eso, el vehículo le puede ocasionar muchos problemas. Lo mismo pasa con los profilácticos, tiene que saber cómo se pone, en qué momento quitarlo, qué hacer si tiene una reacción alérgica, qué tipo de condón se usa con qué tipo de lubricante y cuál no para que no se rompa”, detalló .

Tags

condonesPuerto Rico