Mucho estilo con menos chavos

10/06/2012 | 00:00 a.m.
No existe un tiempo estándar para renovar la decoración de tu sala: hazlo cuando tengas la necesidad de un cambio.

“La primera impresión es la que cuenta”, y este dicho cae como anillo al dedo a la carta de presentación de tu hogar: la sala.

“La sala se considera parte de lo que es el área pública de una residencia. Podemos decir que es una de las partes más importantes. El hecho de que la sala luzca bien le da una buena impresión a la persona que te visita”, asegura Mayra Colón, diseñadora de interiores del  Colegio de Diseñadores y Decoradores de Interiores (Coddi), quien opina que tener una sala estéticamente agradable te hará sentir a gusto en el  interior de tu residencia.

No existe un tiempo estándar para renovar la decoración de tu sala: hazlo cuando tengas la necesidad de un cambio.   

 “Siempre tenemos el cliente que le gustan los cambios constantes. Hay gente que cada año está comprando accesorios y cosas para cambiarle el look  a la casa y traerle las tendencias que están de moda en ese momento. Yo creo que eso es cuando le surge la necesidad a la persona de hacer algún cambio en su residencia”, asegura la profesional en decoración.

Tal vez ya te sientes aburrido de la decoración que tienes en tu sala y ni sueñas  con redecorarla  porque piensas en el alto costo monetario que podría acarrear el proceso.

Aleja ese temor, pues Colón destaca que puedes hacer una renovación  con menos de $150. Como muestra, la decoradora nos ofrece dos ambientes: uno elegante y otro con toque de naturaleza. “La idea de presentar dos estilos es que la gente vea opciones”, concluye la experta.

Recomendaciones

Adquiere mobiliario y piezas principales de colores neutrales como blanco, negro y gris.

El cambio de estilo recaerá sobre los accesorios más pequeños, entre ellos, los cojines del sofá, los cuadros y  sus marcos, jarrones, lámparas, plantas naturales o artificiales y los arreglos del  centro de mesa, entre otros.

Cambia el color de la pared de acento.

Infórmate.   Lee  revistas y artículos de  periódicos  que aborden temas de decoración y  páginas y sitios en Internet. De esta forma, estarás expuesto a ideas que podrás aplicar a tu casa.