Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Opciones de regalos para los olvidadizos del Día del Amor

Por Femmy Irizarry Álvarez 02/14/2018 |01:38 p.m.
Un postre hecho en la casa, es una excelente alternativa para demostrar tu amor. (Archivo)  
Cuando hacemos un regalo lo que más importa es el cariño que se quiere expresar y no su costo.

Si usted es de los que deja la compra del regalo del Día del Amor para el último momento y no cuenta con muchos recursos económicos aquí le damos algunos consejos. Pero, preste atención. Cuando hacemos un regalo lo que más importa es el cariño que se quiere expresar y no su costo. Por eso le recomendamos algunas maneras de hacer sentir bien y amado a esa persona especial sin gastar nada o casi nada en ese detalle.

A usted le encanta cocinar y hace postres deliciosos. Pues manos a la obra. Prepare un bizcocho, galletas, mermelada o lo que mejor le quede y lléveselo a su pareja o [email protected] el Día de San Valentín. No viene nada mal que le haga una notita a mano agradeciéndole su amistad. ¡Ah! y use una cinta o pegatina para decorar el empaque o jarrita de cristal, y ya tiene el toque especial.

Tiene en su casa una canasta que le dieron estas navidades y no le encuentra uso. Recicle, no la deseche. Visite una tienda donde pueda adquirir a precios módicos cremas y otros productos cosméticos –muchas tienes descuentos en este período-. Puede incluir miniaturas de crema de mano, lápiz labial y esmaltes, y si es para un caballero, a muchos le fascinan las cremas hidratantes y antiedad. Recuerde que ellos también quieren verse bien.

Las fotos nunca están de más. Ahora con los aparatos inteligentes guardamos las instántaneas en el celular, la tableta o computadora. Muy pocas veces dejamos alguna foto visible en nuestra casa u oficina y sólo por falta de tiempo. Busque una que le guste mucho, esté o no con su [email protected], revélela, enmárquela y listo. No olvide darle el toque personal escribiendo la notita donde le expresa cuánto le agradece su compañía y amistad.

¿Qué tal si lo tuyo es hacer manualidades, artesanías o pinturas y te quedan de show? Visite la tienda donde siempre compra sus materiales y adquiera aquellos que se identifiquen con los gustos de quien quiere agradar. Seguramente obtendrá descuentos porque ya lo conocen. Recuerde que no tiene que trabajar una obra en grande. Puede ser una muestra pequeña pero que lleve su estilo y toque personal. Seguramente, le encantará su obra de arte.

¿Y qué tal si eres la mejor costurera o sastre del vecindario? Lo bueno es que sabes que tu [email protected] o pareja te dijo hace varias semanas que tiene que arreglar esa prenda de vestir que tanto le gusta. Encárgate de que se sienta de maravilla cuando se mida la vestimenta ajustada. Si eres jardinero o informático, por ejemplo, también puedes dar un obsequio original relacionado a tu profesión.

Los libros nunca pasan de moda. Seleccione alguno que tenga que ver son los intereses del agasajado, incluyendo, novelas, autoayuda, recreativos, científicos, etc. Como los libros electrónicos están en boga, tampoco descarte esa alternativa.

Otra elección que no pasa de moda son las tarjetas de regalo. Podrá seleccionar una de acuerdo a su presupuesto real. Lo más importante es saber qué tiendas prefiere su convidado. Recuerde que hay servicios de Internet que puede utilizar como Google Play y Apple Store. Aproveche los descuentos.

Si lo que quiere es salir a comer y el presupuesto es escaso, planifique una salida al aire libre. Usted sabe qué comidas prefieren su pareja, así que prepárela en su hogar, empáquela de manera segura, y salga a ese lugar que tanto recuerdos agradables le traen. No viene nada mal comprar una botella de su bebida favorita para brindar por el amor y la amistad.

Por el contrario, si ese día no hará ninguna actividad y sabes que una pareja amiga quiere salir a cenar y no tienen quién le cuide sus hijos o mascotas, póngase a su disposición. De seguro, el detalle le llegará al alma.

¿Qué tal si el Día de San Valentín te quieres quedar con tu pareja en el hogar? Regálense un pedicure, manicure o cualquier rutina de belleza. Busca el ‘scrub’ que tienes guardado, el jabón líquido que tanto te gusta para ducharte o la sal de mar que viertes en tu bañera. No dejes la vela aromática que te da paz, armonía y tranquilidad. Ya relajados, disfruten de su plato, bebida o película favorita y deje volar su imaginación.

Regresa a la portada