Saca chispas con cada beso

Por Amary Santiago Torres 02/14/2014 |
Más allá del significado por su extensión e intensidad, el acto provee beneficios para tu cuerpo.
Un beso puede tener muchos mensajes además de querer tener sexo. (Archivo)  

El acto de dar un beso podría tener como mensaje directo el deseo de tener relaciones sexuales con alguien que te atrae, pero en el día a día unir los labios tiene muchos significados.

La sexóloga Alessandra Rampolla expresó que el beso es una forma de comunicarte con tu pareja, además de que es imprescindible para la creación de vínculos fuertes en una relación que se proyecta a largo plazo.

“Para una relación es imprescindible en términos de verse a largo plazo de una manera sólida. Es la manera de crear una conexión especial. Es una manera fácil, directa e intensa de establecer una conectividad en momentos en que no puedes tener intimidad”, mencionó la presentadora del programa Quiero un cambio de Fox Life.

“Con un beso de piquito en la mañana o al mediodía le recuerdas que te gusta y que puede que suceda algo más tarde. Si es uno largo, puedes comunicar que hay una intención erótica”, dijo.

La extensión del beso es determinante para comunicarle a tu pareja algo específico. “Eso lo determina la pareja. Si te da un beso prolongado, es que le estás dando prioridad a la experiencia, igual se dan besos que enchufan y recargan energías”, agregó la animadora.

Señaló que, aunque parezca extraño, existen personas que no les gusta besar porque se proyectan vulnerables ante los demás. Lo más radicales temen enfermarse por el intercambio de saliva.

“Es un momento importante porque se tiene bien cerca a la persona, se intercambian alientos y la energía se siente. Muchas personas no pueden dar un beso porque sienten que se muestran vulnerables y para ellas el beso es un acercamiento emocional”, aseguró al utilizar de ejemplo una escena entre Julia Roberts y Richard Gere en el filme Pretty Woman, en que la una prostituta tendrá un vínculo emocional con un cliente.

La especialista indicó que si la primera vez que dos personas se besan no “fluye”, no es sinónimo de que no es la pareja ideal. Comentó que es importante la química que se siente en el momento en que se unen los labios, pues con la práctica la técnica de besar se va perfeccionando.

“Existen muchos estilos para besar, así que una persona puede ir por un lado y la otra por otro lado. Todo tiene solución si hay química, si la persona te prende y te enciende. Eso es muy carnal, no tiene que ver con cómo es ese ser humano. Un beso es indicativo de que hay flow, pero es algo que tiene que repetirse. No pueden pensar que si no lo sentiste rico, no funciona. No es así”, mencionó al añadir que esa primera vez la tensión de lucir bien, la falta de pareja por mucho tiempo y los nervios pueden dar la impresión de que no sabes besar, pero en realidad es cuestión de química y de práctica.