Placeholder

Por Táyna Rivera Llavona

Lo mejor de ti con Táyna

Conquista los días “no tan buenos"

09/10/2018
Esos días más bien son una excelente prueba para mantenernos en confianza y continuar obrando desde nuestra mejor versión.

Todos tenemos días a los que les llamamos buenos y otros no tan buenos, además de preocupaciones y situaciones externas que nos afectan la productividad en nuestras labores, pero esto sucede si así lo permitimos. Tenemos la opción de despertar a la autenticidad del presente como único momento para sentirnos bien y satisfechos al ofrecer lo mejor de nosotros. ¿Por qué? Porque es el único momento que tenemos como oportunidad para ofrecerlo.

Cuando alguna duda o preocupación invada nuestro pensar, para evitar abrumarnos y que nos detenga, como técnica enfoquémonos en la acción que estemos ejecutando en ese instante. Ofrezcámosle toda nuestra atención permitiendo que lo que no sea parte de ese momento, se disipe. Recordemos que solo tenemos control de nosotros mismos, seamos responsables con nuestros asuntos y todo lo demás caerá en su tiempo y espacio como debe de ser.

Alimentemos nuestra mente con frases motivadoras. Seamos nuestros mejores amigos para que esos días que se nos presentan con retos dejémosle de llamarles días malos. Son más bien una excelente prueba para mantenernos en confianza y continuar obrando desde nuestra mejor versión. ¡Qué tus días no definan quién eres, cómo eres decídelo tú!

Sugerencias mejorar la productividad en ambientes laborales:

1. Evitar la procrastinación: Posposición significa acción o hábito de retrasar actividades o situaciones que deben atenderse, sustituyéndolas por otras situaciones más irrelevantes o agradables. ¡Cuidado con las distracciones!

2. Comunicación: La comunicación entre empleados o hacia clientes debe mantenerse en todo momento positiva. Es decir, cuando hacemos conversaciones casuales dentro de nuestra área laboral tengamos en cuenta decir frases positivas, evitar repetir malas noticias o entrar en diálogos de quejas.

3. Objetivos diarios: Trazarse objetivos diarios es importante para dirigir la energía del día. Un objetivo inicial puede ser estar feliz con los compañeros de trabajo, servir de motivación y enfocar en las prioridades.