Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Consejos para diabéticos en la emergencia

Por Primerahora.com 10/09/2017 |00:04 a.m.
Consumir agua fresca es la mejor opción para estar hidratado. (Archivo)  
Se requiere atención adicional que garantice el cuidado continuo de los pacientes tras la crisis producida por el huracán María en la Isla.

¿Tienes diabetes? Si tú o algún familiar padece de diabetes, ya sabes que es parte de tu vida y que controlarla es esencial para prevenir las secuelas de peso de esta enfermedad. En circunstancias normales, el cuidado puede ser de por sí retante, pero, ¿qué ocurre cuando se vive una situación de emergencia como puede ser un desastre natural como el ocasionado por el paso del huracán María?


En estos casos, la Hurricane Diabetes Relief Coalition (HDRC) y la Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos (AACE, por sus siglas en inglés) señalan que ante una situación de emergencia como un huracán u otro desastre, se requiere atención adicional que garantice el cuidado continuo de los pacientes.

Tómalo en cuenta

1. Identifícate como alguien que tiene diabetes.

Diles a los trabajadores de emergencia y voluntarios que tienes diabetes y necesitas controlarla, así como medicamentos y aparatos de prueba, si es que los perdiste o se te agotaron. Diles sobre cualquier complicación que tengas y que requiera cuidado especial, como por ejemplo, que tengas además problemas cardiovasculares o de los riñones.

2. Conoce tus derechos

Como una persona con diabetes, bajo la Ley de Americanos con Incapacidades y Sección 504 de Legislación de Rehabilitación, tienes el derecho de recibir los beneficios comunitarios o programas y recursos del gobierno.

3. Ingiere suficientes líquidos.

La deshidratación es un riesgo mayor si los niveles de glucosa en la sangre aumentan (hiperglucemia) causado por la carencia de medicamentos. Consumir agua fresca es la mejor opción para estar hidratado. Otros líquidos sin azúcar también podrían ayudar.

4. Ten cuidado con la hipoglucemia

La glucosa en tu sangre puede bajar mucho si tomas ciertos medicamentos, especialmente insulina y otros llamados sulfonilureas. Si estás en riesgo de sufrir hipoglucemia, debes tener contigo todo el tiempo algo que contenga azúcar, como tabletas de glucosa, jugo de fruta o caramelos para tratar de controlar la hipoglucemia.

5. Vigila la dieta y las dosis de medicamentos

Si no tienes alimentos disponibles, necesitarás ajustar cuánto medicamento estás tomando para evitar la hipoglucemia. Si usas insulina, necesitarás menos de lo usual si no has consumido ningún alimento y algunos otros medicamentos podrían ser reducidos también. Si tienes diabetes Tipo 1 y no tienes insulina, debes consumir en lo posible unos cuantos carbohidratos (azúcar o almidones). Si el tipo y la marca de insulina que usas no están disponible, habla con un doctor o farmacéutico acerca de los ajustes que necesitas hacer. En una emergencia, farmacias o personal médico podrían proveerte la medicina sin receta.

6. Ojo con las infecciones

Las personas con diabetes están en alto riesgo de infecciones en los pies si tienen problemas de nervios y los vasos sanguíneos. Debes hacer todo lo posible por evitar caminar en agua contaminada o lastimar tus pies. Revisa tus pies regularmente y busca atención médica inmediata si ves algún problema. Si eres diabético, estás en mayor riesgo de presentar una sepsis, una enfermedad grave que ocurre cuando el cuerpo tiene una abrumadora respuesta inmunitaria a una infección bacteriana. Esto causa un pobre flujo sanguíneo, lo que priva a los órganos de nutrientes y oxígeno. En los casos más serios, uno o más órganos pueden fallar y, en el peor de los casos, la presión arterial baja y el corazón se debilita, lo que lleva a un shock séptico. Los síntomas más comunes son: fiebre, escalofríos, respiración rápida y ritmo cardíaco acelerado, sarpullido, confusión y desorientación. Si presentas algunos de estos síntomas, acude a la sala de emergencias más cercana o avisa al personal de emergencia de tu área.

Muy importante

De acuerdo a la HDRC, si tienes diabetes tipo 1 y no tienes insulina, la prioridad sería el consumo adecuado de líquidos para evitar deshidratación y evitar el consumo de carbohidratos (azúcar y almidones). Tan pronto la insulina esté a la disposición, necesitas regresar a tu régimen usual de insulina, teniendo en mente que tu necesidad de insulina puede ser un poco diferente en ese momento en particular.

Si tienes diabetes tipo 2, podrías estar usando insulina o no, sin recibir tus medicamentos habituales, aunque, por lo general, presenta menos problemas que en una persona con diabetes tipo 1. Prioritariamente, debes, igualmente, evitar la hiperglucemia, que podría llevar a la deshidratación. A medida los medicamentos se vayan haciendo disponibles, deberían de comenzarse con precaución, teniendo en mente que la necesidad de la dosis de un medicamento en particular podría haber cambiado si has tenido pérdida drástica de peso o si no has consumido alimentos por un buen período de tiempo.

Regresa a la portada