Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Estudio revela las principales causas de muertes en el mundo

Por El Comercio / Perú / GDA 11/21/2017 |05:43 p.m.
En el 2016 se registraron 54.7 millones de muertes en todo el mundo. (Shutterstock)  
El informe señala que la media de esperanza de vida global es de 75.3 años en las mujeres y 69.8 en los hombres.

Los últimos avances científicos y tecnológicos han permitido aumentar la esperanza de vida promedio mundial y ayudar a erradicar miles de enfermedades infecciosas. Pese a esto, las muertes por enfermedades del corazón, conflictos y terrorismo van en aumento.

Así declara el nuevo informe Global Burden of Disease que examina el estado de la salud mundial mediante la estimación de la esperanza de vida media, así como el número de muertes, enfermedades y lesiones por más de 300 causas, en 130 localizaciones del planeta.

Según el citado informe, la media de esperanza de vida global es de 75.3 años en las mujeres y 69.8 en los hombres. Las cifras revelan un aumento en la media de 65.1 años en 1990. Asimismo, los datos muestran que el país con mayores indicadores de vida es Japón, que tiene un promedio 83.9 años, mientras que en últimos en la lista se encuentra la República Centroafricana con 50.2 años.

Enfermedades transmisibles y no transmisibles

El reporte científico informa que en el 2016 se registraron 54.7 millones de muertes en todo el mundo. Del total, el 72.3% de las muertes provenía de las llamadas enfermedades no transmisibles como problemas cardíacos, accidentes cerebrovasculares y cáncer.

Estos males aumentaron en 16% en los últimos 10 años, lo que significa que hubo 5.5 millones de fallecimientos por estas causas. El principal fue la cardiopatía isquémica que dejó casi 9.5 millones de fallecimientos. La diabetes también causó 1.4 millones de muertes en 2016, un 31% más desde 2006.

Por otro lado, las enfermedades de transmisión disminuyeron considerablemente. El año pasado representaron un 16% del total de fallecimientos. Las principales de este tipo son enfermedades maternas (que ocurren durante el embarazo y el parto), neonatales (que ocurren alrededor del período neonatal) y nutricionales (que incluyen deficiencias nutricionales); alrededor de 8% de las muertes fueron por lesiones.

Los hallazgos sugieren que las enfermedades no transmisibles, "que causan una mortalidad muy importante en adultos jóvenes y de mediana edad, necesitan recibir una mayor prioridad política".

Tres factores de riego

A estos factores se les debe sumar el aumento del número de descensos por conflictos y terrorismo desde el 2006, en casi un 143%. El pasado año murieron más de 150 mil personas por los conflictos que se han agravado en el norte de África y en el Medio Oriente.

Las tasas de muertes también se elevaron debido al uso de opioides, anfetaminas y otros trastornos del uso de drogas en algunos lugares, especialmente en los países de altos ingresos. Según los científicos un total de 1,100 millones de personas en todo el mundo tienen algún tipo de trastorno de salud mental o desorden por abuso de sustancias.

Finalmente, los fallecimientos por obesidad también se han acentuado, convirtiéndose este en uno de los principales males de la época.

"Nuestros hallazgos indican que las personas están viviendo más tiempo y, en la última década, hemos identificado un progreso sustancial en la disminución de las tasas de mortalidad de algunas de las enfermedades y condiciones más perniciosas del mundo, como la mortalidad de menores de cinco años y la malaria. Sin embargo, a pesar de este progreso, estamos enfrentándonos a una tríada de problemas que merma a muchas naciones y comunidades", concluye Christopher Murray, coautor del trabajo.

Regresa a la portada

Tags

saludmuertesEstudio