Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

¡Fuera piojos!

Por María Ivette Vega Calles 08/12/2017 |00:05 a.m.
El ambiente perfecto para los piojos es cerca del cuero cabelludo. (Archivo)  
Llega a la Isla un nuevo método para combatir estos indeseados insectos.

Con el regreso a la escuela también llega eso que para muchos es una verdadera pesadilla: la posibilidades de que tus niños se contagien con piojos.


El tiempo que pasan juntos con otros niños en los salones de clases aumentan las oportunidades de que padezcan pediculosis, nombre de la infestación de estos molestosos insectos parásitos, que se alimenta de la sangre human. 

Hay muchos mitos que rodean al contagio de piojos. Sin embargo, aunque se crea que la falta de higiene es uno de los principales elementos para el contagio, resulta que esto no es del todo correcto. 

Basta con el contacto físico para que el piojo llegue a la cabeza de otro niño. Es por eso que los pequeños en edad preescolar son más susceptibles, ya que por sus tipos de juegos y maneras de demostrar afecto juntan sus cabezas con mayor frecuencia.

“El contagio se da con el contacto físico, por eso es que ocurre mayormente en las escuelas, porque ya hay niños con piojos y los niños saludan a otros niños o se abrazan y tienen ese contacto. Cualquier niño es propenso a tener piojos”, afirmó Carlos Milanés, gerente de promociones de Lice Clinics of America, clínica dedicada a la exterminación de piojos, que abrirá a final de agosto. 

“Nos han escrito casos que cuentan que llevaron al niño al campamento y nunca le había dado piojos y le dio. A todos nos dio piojos en algún momento cuando fuimos chiquitos o tenemos un sobrino o hijo que le dio. El piojo le puede dar a cualquiera. Los padres que nos escriben son de todas las clases sociales. Todos estamos propensos a tenerlos, no tiene que ver con el aspecto socioeconómico”, reiteró Milanés.

El ambiente perfecto para los piojos es cerca del cuero cabelludo, en el área del cuello y detrás de las orejas, pero pueden diseminarse por toda la cabeza. Mientras que las liendres necesitan el calor y la humedad del cuero cabelludo para madurar.

“Los piojos prefieren las cabezas limpias y menos grasosas. Las hembras pueden poner de cinco a seis huevos al día. Un niño de pelo corto puede estar con una nena de pelo largo rizo que tiene piojos y es probable que se le peguen. Todo tiene que ver con el contacto”, enfatizó el experto.

Por eso es bien importante que los niños no usen artículos de otros compañeros como gorras, toallas, cepillos, peinillas o abrigos, porque de esa manera aumenta la posibilidad de contagio. 

También ocurre que cuando los padres aplican el tratamiento para la peducolosis a sus hijos, los piojos regresan al poco tiempo porque el entorno no fue debidamente limpiado.

“Esto no es que le doy el tratamiento y todo vuelve a la normalidad. Hay que cambiar sábanas, limpiar el cuarto. Todo deben lavarlo con agua caliente, las sábanas y hasta los peluches, porque si el niño los abrazó pueden ser foco de contagio. Así que además se debe lavar todo, bultos, peinillas ”, aconsejó Milanés. 

Lice Clinics of America es una franquicia que tiene alrededor de 200 clínicas en América Latina, Estados Unidos y Europa.

La primera de Puerto Rico, abrirá el 28 de agosto, en Monte Mar Plaza en Hato Rey.

El gerente indicó que al principio era incierta la acogida que tendría una clínica dedicada a eliminar los piojos en el País, sin embargo la acogida que han tenido en las redes sociales demuestra la necesidad que hay.

El método que utilizan garantiza la eliminación de los piojos en un 100% gracias a su sistema basado en aire caliente a alta velocidad.

“Tenemos tres tratamientos. Está el de 90 minutos que es con una máquina, te peinamos con un gel y eso remueve todo. Deja la cabeza completamente libre de piojos. El proceso se hace con un brazo mecánico que se va moviendo de un lado a otro. Emite un vapor que deshidrata a los piojos”, explicó.

Cómo evitar esta plaga

Mantener el pelo limpio, lavándolo con la mayor frecuencia posible

Es conveniente que los niños tengan el pelo corto y las niñas vayan a la escuela con el pelo recogido

Utilizar productos preventivos, ahora se consiguen de ingredientes naturales

No utilizar peines, cepillos, gorras u accesorios de otras personas

Peinar el pelo en la mañana y antes de acostarse, pues ayudará a detectar los piojos y eliminar las liendres en caso de que haya

Lavar con frecuencia la ropa de cama, preferiblemente con agua caliente

Mantener las uñas cortas y limpias

Regresa a la portada