Higiene: ni tanto ni tan poco

Por Janet González Bolívar / janet.gonzalez@primerahora.com 06/27/2013 |
Aunque suene ilógico, bañarse en exceso puede provocar alergias y otros daños en la piel.
Los entornos totalmente higiénicos suelen debilitar nuestras defensas. (Archivo)  

Nadie pone en duda la necesidad de la higiene y de ducharse en su justa medida, especialmente tras un largo y caluroso día de verano.

Sin embargo, en el afán por lograr la máxima sensación posible de limpieza, a algunos se les va la mano con los baños y el uso del conveniente hand sanitizer (jabón antibacterial), lo que puede llevar a la aparición de diversas enfermedades de la piel.

Así lo asegura la doctora Vivian Virella, quien alerta que el exceso de higiene lejos de ser un hábito positivo –y por ilógico que suene–, puede jugar en contra de la salud.

“Todo en exceso hace daño. Por eso es que las personas que se bañan constantemente, digamos unas cuatro o cinco veces al día, se les reseca la piel, lo que trae como consecuencia dermatitis, celulitis y otras infecciones de la piel”, detalla la generalista.

Infecciones en la piel

La doctora señala que la “sobrehigiene” altera el equilibrio natural de la piel, lo que impide que esta pueda llevar a cabo su función protectora contra gérmenes, bacterias, virus y demás microorganismos.

En este sentido, la experta explica que la piel es la primera línea de defensa del cuerpo, esa barrera con la que el organismo se protege de los elementos nocivos antes mencionados.

Pero para que esa “barrera” pueda llevar a cabo su labor protectora, necesita estar lo suficientemente hidratada, algo que no sucede cuando la persona se ducha varias veces al día o utiliza jabones que alteran el índice de acidez natural de la piel.

“La piel como tal es una barrera que nos protege de bacterias, enfermedades y agentes alérgenos que pueden entrar a través de los poros. Esas personas que se bañan como cuatro veces en un mismo día o se pasan poniendo hand sanitizer lo que hacen es que la piel se vuelva vulnerable porque ha perdido su grasa natural”, advierte la doctora Virella, añadiendo que este daño puede provocar resecamiento de la piel, agrietamiento y brotes de eczema.

“El exceso de higiene puede poner la piel reseca y causar picor. Y cuando la persona se rasca, se puede hacer laceraciones que tal vez que no se ven a simple vista, pero que permiten la entrada de bacterias a través de los poros que desencadenan en infecciones como celulitis, impétigo y abscesos”, revela la médica generalista.

La doctora advierte, asimismo, que el ducharse constantemente para remover el sudor no necesariamente es sinónimo de salud. Esta práctica, por el contrario, también puede hacer que la piel sea víctima de infecciones de diversos tipos.

“El sudor que puede tener la piel en diferentes áreas, como debajo de la axila o entre las piernas, es un método de eliminación de toxinas y también ayuda a crear una barrera contra agentes externos. Si tenemos un exceso de higiene, esa barrera que existe se va a ver alterada y, como consecuencia, el paciente va a presentar resequedad y picor en la piel, lo que a su vez causa las infecciones (cutáneas)”, concluye la experta.

Cuidados saludables

Para no correr riesgos, sigue estas recomendaciones sencillas que ofrece la doctora Vivian Virella.

Lava tus manos Sigue siendo la mejor manera de evitar la propagación de gérmenes y de protegerte de enfermedades.  Hazlo siempre que vayas a comer y después de ir al baño.

Utiliza el hand sanitizer No debes usarlo como sustituto del agua y el jabón, pero en los casos en que no haya un baño cerca, los geles sanitizantes te ayudarán a eliminar las bacterias de tus manos.

Limita las duchas Con una o dos al día será suficiente para que estés limpio y aseado.  Evita bañarte con agua demasiado caliente porque la piel puede resecarse y hasta cuartearse.

Usa jabones humectantes: Los más recomendables son los que incluyen extractos de aceites vegetales (como almendra o coco), pues ayudan a regular el grado de hidratación de la piel.

Humecta tu piel: Son muchas las agresiones que sufre nuestra piel –como el sol, la contaminación y la mala alimentación–, así que utiliza a diario una crema humectante para evitar la deshidratación.

La Dra. Vivian Virella es médica generalista y tiene su consulta en el Instituto Ginecológico, ubicado en la urbanización Santa Rita, Río Piedras.  Para citas, llama al 787-765-2003 o 787-764-6892.