Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

La clave está en el control

Por Primerahora.com 11/15/2017 |11:45 p.m.
(Archivo)  
Tras la emergencia por el huracán María es vital que retomes la disciplina al comer, sobre todo ahora que viene la época de fiestas.

Si eres diabético, sabes que nos acercamos a esa época del año en que cobra mayor vigencia eso de ser disciplinados a la hora de comer.

La llegada del Día de Acción de Gracias abre las puertas oficialmente a la temporada navideña, esa en la que las delicias culinarias criollas invaden las mesas y los platos. 

Aun a pesar de las condiciones que vivimos tras el paso de los huracanes Irma y María, sabemos que nos las arreglaremos para no privarnos del arroz con gandules, los guineítos en escabeche, las ensaladas de coditos y papa, y demás antojitos. Inclusive, habrá quien recuerde la “dieta de latas” y añore mucho más un plato típico de esos como Dios manda. 

Esa dieta festiva, como sabemos, es alta en carbohidratos, lo que representa consideraciones especiales para los diabéticos por elevar la glucosa en la sangre. 

La Asociación Americana de Diabetes recomienda que el paciente mantenga dentro de sus límites deseados su nivel de glucosa, por lo que debe estar al tanto de cuántos gramos de carbohidratos puede consumir.

Encontrar la cantidad correcta de carbohidratos depende de muchos factores, entre ellos cuánta actividad física hace y qué medicamentos está tomando, si es su caso. 

Entonces, ¿qué hacer?

Si usted es paciente diabético y añora comerse un pedazo de pavo asado con arroz con gandules durante Thanksgiving, pues no se detenga y cómaselo.

La clave está en hacerlo con moderación y seleccionando cuidadosamente las porciones.

Se recomienda que lo primero que debe hacer un paciente diabético es organizarse. Por experiencia sabemos que en estas fechas, en cada hogar puertorriqueño seremos recibidos con un buen banquete.

Así que si sabemos a quiénes vamos a visitar, contrólese y sea disciplinado. Sea claro y firme cuando le ofrezcan algún manjar si el caso es que ya comió.

Los diabéticos que descuidan su condición se exponen a diversas complicaciones de salud, como a enfermedades cardiovasculares y neuropatía diabética, entre otras. Y tomando en cuenta que durante las pasadas semanas, la emergencia llevó a muchos a desatender sus prioridades dietéticas, muchos diabéticos entran ya comprometidos a la época festiva.

Así que la clave está en controlar lo que comes y cuánto comes. A fin de cuentas, es la responsabilidad que tienes con tu salud. 

Regresa a la portada