Lo que esconden las etiquetas

Por María Ivette Vega Calles 03/13/2017 |00:05 a.m.
Actualmente, en los supermercados, son más los pasillos llenos de alimentos procesados, que vienen enlatados, empacados y congelados. (Archivo)  
Muchos productos que consumimos contienen ingredientes sumamente peligrosos.

Al tomar un producto y leer su etiqueta muchos de sus ingredientes a veces resultan impronunciables.

Actualmente, en los supermercados son más los pasillos llenos de alimentos procesados, que vienen enlatados, empacados y congelados, que aquellos naturales, los que profesionales de la salud recomiendan consumir en su mayoría.


Pero según se ha ido desarrollando la industria alimenticia, lamentablemente ha aumentado el uso de químicos en los productos, por medio de los preservativos y aditivos, que además de hacerlos más duraderos también tienen la función de hacerlos más espesos, con más sabor y color.

“Una dieta basada en productos procesados va a ser alta en grasas, alta en sodios y alta en azúcares. Y eso significa que estaríamos en riesgo de condiciones comenzando con la obesidad, y nos lleva a otras como diabetes, condiciones cardiovasculares, hipertensión e incluso el cáncer”, indicó la nutricionista, dietista, Carolyn Landrau.

Y no hay que dejarse engañar por las etiquetas que dicen “saludable” o “natural”, pues hasta alimentos de bebé orgánicos tienen algunos de estos ingredientes dañinos.

De modo, que la experta recuerda que todo está en el balance.

 “Todo en exceso puede ser dañino a nuestra salud. Una dieta enfocada en evitar lo más posible en alimentos procesados es mi recomendación. Porque al evitar estos productos, nos estamos inclinando más a las frutas, los vegetales frescos, los cereales de granos íntegros. Si nos inclinamos por esa selección estamos asegurando una mayor calidad nutricional”, destacó Landrau.

Presta atención

A continuación, presentamos algunos de los ingredientes que más comúnmente encontramos en las etiquetas.

BHT (Butylated Hydroxytoluene)

Es un aditivo muy común que se usa para evitar la oxidación, En el 2005 el Programa Nacional de Toxicología anticipó que era carcinógeno. Está presente en muchos tipos de alimentos y cosméticos. Se usa también en combustible de aviones y productos derivados del petróleo.

High Fructose Corn Syrup (HFCS)

Es hecho con maíz genéticamente modificado y procesado con enzimas genéticamente modificadas. Estudios recientes han revelado que contiene mercurio. También se ha descubierto que daña tejido, lo que propicia a desarrollo de diabetes, obesidad. hipertensión y enfermedades cardíacas. Se ha convertido en la mayor fuente de calorías en Estados Unidos.

Propylene glycol alginate (E405)

Se utiliza para espesar, emulsionar y es estabilizador de alimentos. También tiene usos industriales como anticongelante en los carros y descongelador de pistas en los aeropuertos.

Carrageenan

Es un aditivo utilizado en muchos alimentos como jamones, lácteos, panes y hasta pasta de dientes, para espesar y estabilizar. Procede de un extracto de algas y existe mucho debate de si es seguro o no, pues algunos estudios aseguran que es cancerígeno y produce inflamación.

Monosodium Glutamate (MSG)

Es un aminoácido utilizado para darle más sabor a sopas, aderezos, papitas y comidas congeladas. Tiene una sustancia que exacerba las células haciendo que se dañen o se mueran. Su uso continuo puede provocar depresión, daño ocular, dolores de cabeza, obesidad y desorientación.

Trans Fat 

Se utilizan para preservar los alimentos y se hacen con un proceso de hidrogenación. Es una de las sustancias más dañinas que se pueden ingerir, pues aumenta el colesterol malo y reduce el bueno. Aumenta el riesgo de infartos cardíacos y diabetes. Es muy común en la comida de Fast Foods, margarinas, papitas y galletas.

Palm Oil

Es una grasa saturada rodeada de mucha controversia, pues es una grasa saturada que ha tomado más auge, desde la orden de eliminar los Trans Fats, pero de igual manera aumenta el colesterol malo y se le asocia a la hipertensión y otras enfermedades crónicas.

Sodium Nitrate (Sodium Nitrite)

Es utilizado mayormente en carne procesada como hot dogs, tocineta, jamón y corned beef. Se utiliza para darle un color más rojo a las carnes y más sabor, pero estudios han revelado que es altamente cancerígeno y afecta mayormente órganos como el hígado y el páncreas.

Enriched flour (harina fortificada)

Muchos de los alimentos horneados más tentadores, como los pretzels, son hechos con esta harina a la que se le quitan todos los nutrientes y se blanquea. Los dos procesos se hacen con ingredientes tóxicos, incluyendo metales que afectan el cuerpo.

Colorantes

Son utilizados en jugos, dulces, refrescos y aderezos de ensaladas. Afectan mucho el comportamiento de los niños y estudios han demostrado que algunos son cancerígenos. Estos son el Blue#1 y #2 (que también se relaciona a daño de cromosomas), Red Dye #3 (que se prohibió su uso hace ocho años, pero aún se encuentra) y Yellow#6 y Yellow Tartrazine.  


Regresa a la portada