Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Reconoce las señales de depresión de los adolescentes

Por Rosalina Marrero-Rodríguez 09/02/2017 |00:05 a.m.
Otra señal que pudiera llevar a un diagnóstico de depresión es una conducta delictiva repentina en el ámbito escolar. (Archivo)  
Los menores manifiestan conductas distintas a las de los adultos.

La inquietud o irritabilidad en los adolescentes puede ser vista como hiperactividad, rebeldía o hasta poca vergüenza.

Pero es también una de muchas señales de alerta que pudieran dar los adolescentes ante una posible depresión.


¿Qué puede provocar ese decaimiento emocional entre adolescentes?

De acuerdo con el psicólogo Reinaldo Oquendo, terapeuta de pareja y familia, conocer el contexto familiar del adolescente es vital para identificar las causas.

“Puede ser que esté recibiendo un patrón de maltrato, de abuso, no tiene compañeros con quién hablar, lo están 'bulliando' en la escuela, tiene dificultades en el aprendizaje, falta de destrezas sociales, o alguna enfermedad”, detalló.

Para muchos padres y madres la inquietud o irritabilidad puede ser señal de un buen estado emocional, porque mayormente entre adultos la depresión se manifiesta con comportamientos opuestos, como dormir por largos periodos, o andar cabizbajo, decaído.

“En el caso de los adolescentes muestran esa irritabilidad, esa hiperactividad y tienden a aislarse y se refugian en la tecnología y cuando el papá y la mamá están en la vorágine diaria, pueden pasar por alto que realmente hay una depresión clínica con los hijos”, advirtió el profesional de la conducta.

“Y qué hacen los papás cuando ven esa conducta, lo que quieren es castigarlos, disciplinarlos, y se agrava la situación, y sobrevienen los pensamientos suicidas”, agregó.

Otra señal que pudiera llevar a un diagnóstico de depresión es una conducta delictiva repentina en el ámbito escolar “porque están llamando la atención, tienen un vacío existencial, se sienten incomprendidos”.

Un lugar a donde los padres y madres tienen que acudir con frecuencia para conocer de cerca lo que está ocurriendo con los hijos es las redes sociales. Esas plataformas tecnológicas se han convertido en el testigo principal de señales de alerta.

Oquendo comentó de un caso que atendió recientemente en el que una joven había escrito en sus redes sociales: “Estoy deprimida, mi mamá no lo entiende, mi familia no lo entiende, y me dicen que son boberías mías”.

Minimizar ese tipo de expresiones puede, igualmente, agravar la situación.

 Cambios en el apetito, mal desempeño académico, dificultad para tomar decisiones, pérdida de placer por actividades que solía hacer, descuido en la vestimenta y el aseo personal y pérdida de memoria son otras luces rojas que dan los adolescentes y que los adultos no pueden pasar por alto.

Una señal que ya representa una emergencia es cuando el o la adolescente verbaliza su estado de ánimo con frases suicidas.

En ese caso, se debe actuar de inmediato con la evaluación de un psicólogo, psiquiatra o alguna institución de salud mental.

Señales de depresión 

- Cambios en los hábitos de alimentación (comen más o menos)

-Dificultad para concentrarse

 -Dificultad para tomar decisiones

-Pérdida de memoria

 -Fatiga

-Inquietud

-Irritabilidad

-Pérdida de placer por actividades que solía hacer

-Verbalización de su estado ('Me quiero dormir y no despertar más'; 'Si pudiera despertar en otro lugar', o 'Quisiera tener superpoderes y poder volar')

 -Conducta delictiva (apropiarse de cosas en el espacio escolar)

-Descuido en la vestimenta y aseo

-Mal desempeño académico

-Aislamiento

Regresa a la portada