Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

¿Se pueden evitar los partos prematuros?

Por Josefina Barceló Jiménez / [email protected] 05/08/2017 |00:05 a.m.
Aunque no se sabe realmente qué causa un parto prematuro en la mayoría de las mujeres, hay factores que pueden determinar que una mujer embarazada corra un mayor riesgo de tener uno. (Archivo)  
Son más frecuentes en las mujeres menores de 19 años o mayores de 40.

Todos los días nacen en Puerto Rico bebés prematuros que tocan la vida de muchas familias. Esta condición afecta a uno de cada ocho bebés que nacen en Puerto Rico, comparado con uno en cada diez que nacen en Estados Unidos. 


 María Fernanda Levis, CEO de Impactivo LLC, empresa de consultoría de impacto social, explica que los bebés prematuros vienen al mundo antes que los bebés a término. 

“Los partos prematuros son aquellos que ocurren antes de que se hayan cumplido 37 semanas de embarazo. Los bebés a término nacen entre 37 y 42 semanas, después del último período menstrual de la mamá”, señala Levis. 

Los partos prematuros son más frecuentes en las mujeres menores de 19 años o mayores de 40, y en las que han tenido un parto prematuro previo.

Posibles causas  

Aunque no se sabe realmente qué causa un parto prematuro en la mayoría de las mujeres, hay factores que pueden determinar que una mujer embarazada corra un mayor riesgo de tener uno. Entre estos, destaca Levis, están los embarazos múltiples, de gemelos o trillizos o más. Estos representan el 15% de todos los nacimientos prematuros.

“La falta de cuidados prenatales, el no alimentarse bien durante el embarazo, la obesidad y afecciones médicas crónicas, pueden provocar que la mujer corra un mayor riesgo de tener un parto prematuro”, subraya.

Según MedlinePlus, servicios de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos, entre las afecciones médicas que pueden llevar a una mujer a tener un parto prematuro están: la hipertensión (que puede causar preeclampsia: hipertensión arterial y presencia de proteína en la orina después de la semana 20 del embarazo), diabetes, problemas renales o cardíacos, una infección (sobre todo urinaria o de membrana amniótica).

Otras causas, pueden ser los problemas con la placenta, el útero o el cuello uterino. Entre estos, destacan, cuando el cuello uterino no permanece cerrado por su cuenta, cuando la forma del útero no es normal, mal funcionamiento de la placenta, desprendimiento prematuro de placenta y placenta previa. Asimismo, cuando la bolsa de agua se rompe antes de tiempo, cuando tiene demasiado líquido amniótico y sangrado en el primer trimestre.

 “El estilo de vida durante el embarazo es importante. Las mujeres que fuman cigarrillos, beben alcohol y consumen otras drogas, corren un mayor riesgo de parto prematuro. También. el padecer de estrés, puede incrementar el riesgo”, añade Levis. 

Ciertos defectos de nacimiento del bebé pueden ocasionar parto prematuro. 

Reduzca el riesgo

Asegura Levis que hay acciones que las mujeres embarazadas pueden hacer para reducir ciertos factores de riesgos. Entre estos: 

- La primera visita de cuidado prenatal tan pronto se sabe del embarazo es vital. 

-Igualmente, hacerse los chequeos de rutina a lo largo del embarazo y los exámenes recomendados.

-Las mujeres con antecedentes de parto prematuro deben decirlo a su proveedor médico; quien determinará el tratamiento a seguir.

-Preguntar al médico cuál es su peso ideal para cada etapa del embarazo. Comer alimentos saludables.

-Durante el embarazo no puede fumar, ni consumir alcohol ni drogas, no puede abusar de prescripción de medicamentos. 

-Asimismo, se deben atender condiciones de salud como, alta presión, diabetes y problemas de tiroide. 

-A través de los meses de embarazo hay que protegerse de infecciones, reducir el estrés y, por último, esperar al menos 18 meses para concebir entre el nacimiento de un bebé y el otro. “Estas son algunas de las recomendaciones que las embarazadas deben seguir”, recalca Levis. 

Los bebé prematuros 

Alguna característica de estos bebés al nacer es bajo peso, baja temperatura corporal, frecuencia respiratoria rápida, llanto débil, piel lisa, delgada, brillante, y casi translúcida, entre otros. 

Gracias a los avances en medicina neonatal, más del 90% de los bebés prematuros que pesan un poco menos de dos libras, sobreviven. Los que pesan más de una libra tienen un 60% de probabilidades de sobrevivir, aunque las probabilidades de que sufran complicaciones son mayores.

Un parto prematuro es una de las principales razones por las cuales los bebés nacen discapacitados o mueren.

Alianza por los prematuros

Recientemente, se creó La Alianza de Acción e Investigación: Eliminando los Partos Prematuros en Puerto Rico, un grupo compuesto por padres, madres y familiares de bebés prematuros; investigadores; profesionales de diversas disciplinas; agencias y grupos profesionales para ayudar al bienestar de mujeres embarazadas. 

Esta Alianza tiene como fin, el desarrollo de una investigación que compare la efectividad de diversos tratamientos y establecer un plan de acción para atender los partos prematuros en Puerto Rico. Asimismo, permite reunir a grupos relacionados para escuchar sus experiencias, expertise de grupos especializados y, mejor aún, que estas pacientes sientan alivio, apoyo y esperanza en estas reuniones. 

“La Alianza se inició como un esfuerzo de Impactivo, LLC, en el 2015 cuando el  Patient-Centered Outcomes Research Institute (PCORI) nos otorgó fondos para una iniciativa de tres años, encaminada a mejorar la salud materno infantil en Puerto Rico y para producir investigación generada por los intereses de los pacientes. Nos dimos cuenta que la causa para atender, era la prevención de partos prematuros en la Isla. De esta forma nace La Alianza”,informa María Fernanda Levis, CEO de Impactivo. 

Si deseas formar parte de esta Alianza puedes comunicarte al (787) 993-1508 o conéctate a través de Facebook: Eliminando Partos Prematuros.

Regresa a la portada