Vinculan el azúcar en la sangre a la demencia

08/07/2013 |08:16 p.m.
Entre los participantes que comenzaron sin diabetes, aquellos con niveles altos de glucosa en los cinco años previos mostraron un riesgo 18% más alto de demencia que aquellos con niveles bajos. (Archivo)  
Unos 35 millones de personas en el mundo padecen demencia.

Altos niveles de glucosa en la sangre, aunque no lleguen al de la diabetes, elevan el riesgo de demencia, de acuerdo con un nuevo estudio. Los autores sugirieron mantener la glucosa a niveles sanos como forma de prevenir el mal de Alzheimer.

El Alzheimer es por mucho la forma más común de demencia y se sabe desde hace tiempo que la diabetes la vuelve más probable. El nuevo estudio monitoreó los niveles de glucosa en la sangre en todo tipo de personas — con y sin diabetes — para ver cómo afectan el riesgo de demencia.

Los resultados cuestionan las ideas actuales, al mostrar que no son solamente los niveles de glucosa de los diabéticos los que son preocupantes, dijo el autor principal del estudio, doctor Paul Crane, de la Universidad de Washington en Seattle.

"Es un patrón claro", el riesgo aumenta al aumentar el azúcar en la sangre, dijo Dallas Anderson, un científico del Instituto Geriátrico Nacional, la agencia federal que pagó por el estudio.

"Esto es parte de un panorama mayor" y añade evidencias de que ejercitarse y controlar el nivel de glucosa en la sangre y el colesterol son una forma viable para prevenir la demencia, dijo.

Teniendo en cuenta que numerosos intentos para crear drogas efectivas han fracasado, "parece que, por el momento, es nuestra mejor apuesta", dijo Anderson. "Tenemos que hacer algo. Si no hacemos nada y esperamos a que haya un coctel de píldoras, pudiéramos estar esperando por mucho tiempo".

Unos 35 millones de personas en el mundo padecen demencia. Se desconoce su causa. Los tratamientos actuales apenas alivian los síntomas temporalmente.

El nuevo estudio, publicado en la edición del jueves de la revista New England Journal of Medicine, simplemente monitoreó a las personas y no analizó si reducir el nivel de glucosa ayudaría a tratar o prevenir la demencia. Eso tendría que ser examinado en otro estudio, y la gente no debería solicitar análisis de sangre que no pediría normalmente, dijo Crane.

"Un estudio como éste no nos permite saber si reducir el nivel de glucosa va a prevenir o de alguna forma modificar la demencia", pero es siempre una buena idea para evitar la diabetes, dijo.

Participaron en el estudio 2,067 personas de 65 años o más en el Group Health Cooperative, un sistema de salud en el área de Seattle. Al inicio, 232 participantes tenían diabetes, el resto no.

Los participantes recibieron exámenes estandarizados de capacidades cognitivas cada dos años, y respondieron a preguntas sobre tabaquismo, ejercicio y otros hábitos que afectan el riesgo de demencia.

Luego de casi siete años, 524 — una cuarta parte — desarrollaron demencia, mayormente Alzheimer. Entre los participantes que comenzaron sin diabetes, aquellos con niveles altos de glucosa en los cinco años previos mostraron un riesgo 18% más alto de demencia que aquellos con niveles bajos.

Tags

diabetes