Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Vitamina B3 ayudaría a prevenir ciertos cánceres de piel

Por Prensa Asociada 05/17/2015 |00:00 a.m.
La sociedad oncológica dio a conocer los resultados el miércoles durante una rueda de prensa telefónica y serán discutidos en la reunión anual del grupo en Chicago más adelante en el mes. (Archivo)  
El estudio fue llevado a cabo en Australia.
Por primera vez, un estudio amplio indica que una vitamina podría reducir modestamente el riesgo de los cánceres de piel más comunes en personas con un historial de estos relativamente inofensivos, pero molestos tumores.

En un estudio llevado a cabo en Australia, las personas que tomaron un tipo específico de vitamina B3 durante un año tuvieron un menor índice de nuevos cánceres de piel comparados con otros que tomaron el placebo. En términos absolutos, significó que quienes tomaron esa vitamina desarrollaron en promedio menos de dos de estos cánceres, comparados con aproximadamente 2.5 cánceres en los demás.

El estudio no incluyó melanoma, el tipo de cáncer de piel más mortal. En su lugar, se enfocó a las formas más comunes: cáncer de células basales y de células escamosas.

"Es el tipo de cáncer en la piel más común", dijo el doctor Richard Schilsky, director médico en la American Society of Clinical Oncology, una organización de especialistas de cáncer. "Rara vez son mortales, pero son muy persistentes y siguen regresando". Además, son caros de eliminar, con frecuencia con cirugía, congelando las manchas o con radiación.

Él y otros doctores del grupo oncológico dijeron que la vitamina, llamada nicotinamida, podría ser una vía fácil y barata para aminorar el riesgo.

Sin embargo, Australia tiene mayores índices de cáncer en la piel que Estados Unidos y otras partes del mundo, y algunos doctores querrán más evidencia que este estudio independiente antes de recomendar pastillas. Las vitaminas han demostrado ser imprecisas para la prevención del cáncer, e incluso algunos estudios encontraron que algunas pueden ser nocivas.

Los investigadores también hicieron énfasis en que no recomiendan las vitaminas para personas que no hayan tenido uno de estos cánceres.

"Por ahora, no es para la población general", dijo la líder del estudio, la doctora Diona Damian, de la Universidad de Dermatología de Sydney, en Australia.

"Siempre debemos recordar lo básico cuando te expones al sol", como evitar sobreexponerse y utilizar filtro solar, como la mejor forma para que cualquiera aminore el riesgo, dijo.

El estudio comprendió a 386 personas que tuvieron por lo menos dos cánceres de piel en los últimos cinco años. Tomaron ya fuera 500 miligramos de la vitamina o el placebo dos veces al día durante un año. Ni ellos ni los doctores sabían quién ingería qué hasta que terminó el estudio.

Además de reducir el cáncer en la piel, la vitamina pareció reducir el índice de precáncer —manchas escamosas en la piel llamadas queratosis actínicas— en un 11% después de tres meses de uso y 20% después de nueve meses.

Los participantes fueron monitoreados durante seis meses después de dejar de tomar sus pastillas, y el índice de nuevos cánceres de piel fue similar en ambos grupos.

"El beneficio desaparece bastante pronto", dijo Damian. "Debes continuar tomando las píldoras para que sigan siendo efectivas".

Se considera que la nicotinamida ayuda a reparar ADN en células dañadas por la exposición al sol. No es lo mismo que la nicotina, la sustancia adictiva en el tabaco. Tampoco es lo mismo que niacina y otras formas de B3, que pueden causar enrojecimiento, dolores de cabeza y problemas con la presión sanguínea. Durante el estudio, estos efectos no se observaron con la nicotinamida.

El Consejo Nacional de Salud e Investigación México de Australia financió el estudio. La sociedad oncológica dio a conocer los resultados el miércoles durante una rueda de prensa telefónica y serán discutidos en la reunión anual del grupo en Chicago más adelante en el mes.