Como peces en el agua

04/20/2012 | 08:07 p.m.
 
Dos simpáticos canes sirven como anfitriones en un negocio de entretenimiento acuático para la familia y los perros

Si hay algo que los amantes de los animales resentimos en muchas ocasiones es no poder compartir con nuestras mascotas en más lugares fuera del hogar. Porque la realidad es que, fuera de un par de parques para perros y algunos restaurantes y hospederías donde la presencia de animales es bien recibida, son muy pocos los sitios a donde podemos acudir a divertirnos con Max, Misu o Piolín. 

 Consciente de esto, Alejandro Calaf, presidente de MetroCruisers, Inc., y ávido defensor y amante de los animales, decidió “abrir las puertas” de su negocio a todas las familias con perros que no le tengan miedo al agua. Aclaramos que el uso de las comillas obedece a que el negocio de Alejandro no tiene ni una sola puerta y, mucho menos, ventanas. Y es que MetroCruisers está en el parque Jaime Benítez en la laguna del Condado, a donde llega el público de todas partes de la Isla para disfrutar de los pasatiempos familiares de paseos en bote de pedales y  en stand-up paddle board (tabla hawaiana en la que se navega de pie).

Para toda la familia... ¡mascotas incluidas!

Alejandro, cuya familia siempre ha tenido negocios de entretenimiento familiar al aire libre en varios lugares de la Isla, estableció MetroCruisers en la laguna del Condado en  2011. A él se unieron Rafa Ortiz y Arthur Wible –ambos campeones destacados locales en el deporte de stand-up paddle board– con el propósito de alquilar y dar lecciones en este divertido pasatiempo. 

“Aunque atendemos turistas”, refirió el joven empresario, “nuestra clientela principal son puertorriqueños de todas las edades que aprovechan sus fines de semana para salir a buscar algo que hacer, en lugar de quedarse encerrados en su casa”. Cuando prueban los botes de pedales o un los stand-up paddle boards, “descubren un pasatiempo  sano, a la mima vez que están en contacto con la naturaleza. Verdaderamente, es increíble lo accesible que es para cualquier persona, permitiéndole ver El Condado desde otro punto de vista”.

En cuanto a su deseo de incluir la presencia de animales en sus ofertas recreativas, Alejandro lo hace porque considera que, literalmente, son excelentes vehículos “para compartir con cualquier mascota. Puede que los perros no hablen, pero uno puede apreciar lo mucho que se disfrutan un paseo en un bote de pedal o en un stand-up paddle board porque están compartiendo algo entretenido con sus dueños. Además de que sacar las mascotas a pasear y ejercitarlas es muy saludable para ellas. De todos modos, si no me dedicara a esto, quisiera que tuviera una alternativa similar a esta para el disfrute con mis perros”, aseguró convencido.

De perros desamparados a caninos playeros

De otra parte, es más que natural que Calaf quiera incluir a los animales en sus entretenimientos familiares porque toda su vida ha tenido mascotas, desde “perros y gatos hasta aves. ¡No puedo vivir sin ellos! Ya que vivo solo, todos ellos hacen de mi casa un hogar”, mencionó.

Es por ello que, cuando en su camino se cruzaron Mandingo y Susie Q, Alejandro no dudó ni un segundo en adoptarlos. Como suele suceder con las mascotas adoptadas, sus perritos tienen su historia. 

“Encontré a Mandingo una mañana en la playa de Vacia Talega, en Piñones, hace nueve años”, recordó. “No tenía collar y era un puppy bien juguetón, cubierto de lesiones y con sarna. No podía creer que un perro tan alegre hubiera nacido en el olvido. Me dio tanta pena su condición... A la misma vez, su alegría era tan contagiosa, que me lo tuve que llevar”.

Sobre   Susie Q, Alejandro contó que “fue abandonada en febrero de 2012 en el Parque de la laguna del Condado. La vi por primera vez un sábado. Ella era bien amigable, cordial, alegre y tímida. Se notaba que hasta estaba entrenada. Al verla al día siguiente, aún en el Parque de laguna del Condado, decidí adoptarla porque era lo correcto para una perrita tan buena como ella. Así que, me la llevé y le puse el nombre de una mis canciones favoritas del grupo Credence Clearwater Revival. Susie Q y Mandingo son bien importantes en mi vida. Ambos son los perros más agradecidos que he tenido.  Además de ser nobles, inteligentes, juguetones, son bien energéticos y protectores”.

Humanos y animales en armonía

Pelícanos, peces, perros... ¿y también manatíes? Así es, además de contar con la presencia de Mandingo y Susie Q, y de poder disfrutar de la laguna en compañía de sus propias mascotas, los clientes de MetroCruisers tienen el privilegio de ver de cerca una gran variedad de aves y animales acuáticos que enriquecen su experiencia recreativa. Por si fuera poco, según relató Alejandro, “en estos últimos meses hemos tenido tres manatíes visitando la laguna con mayor frecuencia. Parece ser una familia de tres, que incluye un bebé de, aproximadamente, dos años de edad. No siempre se pueden ver (andan con su propia agenda), pero es importante recalcar que si alguien lo ve, por favor no los toque. Son animales salvajes, aunque dóciles y no  es bueno que se acostumbren a los humanos, sobre todo porque la mayor causa de muerte entre ellos se deben a impactos con botes de motor”.

Ven con tu mascota, ¡ya!

Para disfrutar con tu perro de las amenidades de MetroCruisers, el requisito principal es alcanzar los pedales en los botes de pedales. Para los stand-up paddle boards, deberías saber nadar. Pero, si no sabes nadar, debes tener puesto en todo momento el  chaleco salvavidas que te proveen.

 Las mascotas deben estar con collar o arnés y correa de pasear. Pero, advierte Alejandro, “si quieres montarte con tu perro  en una tabla o bote de pedales, no lo obligues. Sé paciente hasta  que, poco a poco, se sienta cómodo  con el equipo”.






Más información

Puedes comunicarte con MetroCruisers, Inc., llamando al  787-565-8596. También, puedes escribirles a metrocruisers@gmail.com, visitar el portal de www.metrocruiser.com y la páginad de Facebook San Juan Paddleboarding at the Condado Lagoon.

¡Todos al agua!

 MetroCruisers, Inc. opera en la laguna del Condado los sábados, domingos y días feriados desde las 10:00 a.m. hasta que oscurezca (entre 5:30 p.m. y 7:00 p.m., depediendo de la época del año). 

Durante la semana, operan sólo por reservación previa, llamando al 787-565-8596

En el verano, operan los siete días de la semana. Sin embargo, como es natural,  los  días y horarios de operaciones dependen también del clima.

El precio de alquiler de los stand-up paddle boards es de $25  por cada tabla, por una hora y media, incluyendo la lección. 

Los precios de alquiler de los botes de pedal son como sigue: bote de pedal para dos pasajeros - $10 por media hora y $15 por  una hora completa; para el  bote de pedal para cuatro pasajeros, los precios son de $20  por media hora y $30  por una hora.

Para reservar un stand-up paddle board, específicamente, hay que llamar a Arthur Wible, al 787-225-7361, o a Rafa Ortiz, al 787-240-7722.