Mi perro regresó enfermo del "grooming"

05/12/2010 | 06:39 p.m.
 
Un perro con secreciones nasales verdosas o amarillentas podría padecer de algo muy serio

P: ¿Podrá ser algo serio las sereciones que le salen por la nariz?

Mi perro estuvo en el “grooming” la semana pasada y regresó estornudando mucho. Ese día, por la noche, tenía un poco de fiebre y al siguiente día amaneció con la nariz goteándole una secreción clara. Pero ahora -cinco días después-, esa secreción se ha vuelto verdosa y espesa. No lo siento con fiebre, pero está como amotetado. Lo voy a llevar al veterinario, pero me gustaría que usted hablara sobre esto para que otros se beneficien de lo que diga.

P: Esos síntomas americtan una visita el veterinario cuanto antes

Aunque puede que el caso de su mascota no necesariamente sea lo que vamos a mencionar, cabe señalar que, en ocasiones, los perros pueden adquirir enfermedades en ambientes donde hay muchos perros juntos como son los “groomings”, clases de obediencia, parques para perros, lugares de hospedaje y albergues.

La enfermedad “bordetella” -o “kennel cough” (catarro de perros) como comúnmente se le conoce- es causada por una bacteria que puede propiciar una enfermedad del sistema respiratorio, que es altamente contagiosa y que puede afectar a una gran cantidad de perros. Usualmente, la mascota presenta los síntomas entre ocho a 10 días luego del contacto con un perro enfermo. Los síntomas clásicos de la condición son: tos seca (parece que tiene algo atorado en la garganta y hasta puede arquear y/o vomitar después de la tos), descargas nasales transparentes y líquidas, conjuntivitis y estornudos. La mayor parte de los perros no pierden el apetito y se mantienen activos. En casos severos, cuando se complica con pulmonía causada por bacterias, el perro puede desarrollar fiebre, amotetamiento, secreciones  nasales amarillas o verdosas, dificultad al respirar y hasta pérdida de apetito.

Consejos importantes

Si su perro tiene síntomas parecidos a éstos, visite a su veterinario cuanto antes. Él o ella es el profesional capacitado para diagnosticar la condición y prescribir el tratamiento adecuado.

• Si su perro visita  el “grooming”, parques para perros,  áreas de “boarding” o asiste a clases de obediencia,  pregúntele a su veterinario por la vacuna contra el catarro o la “bordetella”. El “kennel cough” -o catarro- se previene con vacunación.

• Si su perro no esta vacunado contra la “bordetella”, evite áreas donde haya muchos perros como lo son  los parques para perros. Si le gusta que su perro socialice con otras mascotas, haga que su veterinario lo vacune contra la “bordetella”.

• La gran mayoría de los albergues de animales en Puerto Rico vacunan a sus animales contra el catarro.

• Los casos severos de “kennel cough”  deben que ser tratados con antibióticos. Visite a su veterinario para que prescriba en tratamiento correcto.