Placeholder

Por Jayson Vazquez Torres

Llueva o Truene

Dos áreas para vigilar

07/24/2012

Estamos llegando a ese periodo de la temporada de huracanes en la que todo cambia de un día para otro. Ayer, no había nada en el Atlántico que llamara la atención lo suficiente para decir que algún sistema tropical se desarrollaría en los próximos siete días. Hoy, la historia cambió y tenemos dos áreas de interés.

La primera es una baja presión junto con un sistema frontal al nordeste de Bermuda.

Este sistema tenía esta mañana un 10 por ciento de probabilidad de desarrollo según el Centro Nacional de Huracanes en Miami. Si la baja presión logra desprenderse del sistema frontal y adquirir suficientes caracteristicas tropicales podría ser una depresión o tormenta tropical o subtropical en los próximos días. 

Esta baja presión está localizada alrededor de la latitud 35 grados norte, lo que aportaría una temporada de huracanes con sistemas en latitudes altas.

De desarrollarse, no afectará ningún país.

El según sistema que comenzamos a vigilar desde hoy, merece mucha más atención de nuestra parte en el Caribe.

Una saludable onda tropical emergía de África hoy con suficiente humedad para sacudirse el polvo del Sahara y aire seco que hay a su alrededor.

La mayoría de los modelos meteorológicos han comenzado a ver la posibilidad de desarrollo para este disturbio una vez esté en el centro del Atlántico entre las Antillas Menores y África.

Según pronostican en estas primeras  corridas de los modelos, el sistema podría afectarnos para el miércoles de la semana que viene pasando muy cerca de nosotros o al norte de la Isla.

Hay una semana completa para vigilar esta onda y hasta que no adquiera la categoría de depresión o tormenta tropical no debe preocuparnos.

Comienza el pico de la temporada

A partir del miércoles de la semana que viene, comienza a subir la posibilidad de ver el desarrollo de sistemas tropicales al acercarse el pico de la temporada de huracanes. En promedio, en agosto se forman cuatro tormentas tropicales de las cuales dos llegan a la categoría de huracán y uno de esos llega a ser intenso.

Para esta fecha, ya en nuestros hogares debemos tener un plan para estar preparados ante cualquier emergencia. 

En alguna alacena o caja de plástico debemos por lo menos tener una compra de productos no pedecederos para sobrevivir alrededor de una semana. No deje para último momento hacer esta compra para que no se encuentre con los supermercados atestados de gente. La comida enlatada tiene un tiempo de preservación bastante amplio por lo que no se debe preocupar por que se le dañen los productos almacenados.

Almacene sopas, frutas, vegetales, cereales, pastas, carnes enlatadas y cuando se acerque un sistema, compre productos pedeceros que no necesiten refrigeración como el pan.