Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Calentamiento global y clima extremo

Por Josefina Barceló Jiménez / [email protected] 09/12/2017 |00:00 a.m.
(EFE)  
Expertos en climatología advierten de los peligros del cambio climático.

¿El calentamiento global provoca fenómenos meteorológicos extremos?

Desde comienzos del nuevo milenio, el planeta se ha visto azotado por innumerables fenómenos climatológicos extremos. En 2003, Europa vivió el verano más caluroso de su historia. China sufrió una severa sequía y grandes desplazamientos de tierra. El oeste de Rusia ha experimentado veranos muy calurosos. En 2011, Estados Unidos se vio afectado por 14 fenómenos climáticos extremos. En Japón, Australia y Pakistán también se registraron niveles de pluviosidad sin precedentes.

En medio de todas estas grandes sequías, lluvias torrenciales y fuertes nevadas, ahora acabamos de ver a Irma, un huracán categoría 5 que rompió récord como el más poderoso del Atlántico con vientos de hasta 185 millas por hora. 

La pregunta que debemos hacernos es: ¿se pueden atribuir estos fenómenos meteorológicos extremos al calentamiento global?

La mayoría de los investigadores afirman que sí, que el calentamiento global hace que el clima sea más extremo. Éstos plantean que la variabilidad natural del clima puede producir olas de calor, huracanes y precipitaciones intensas. 

Los científicos prevén que, si siguen creciendo las emisiones de CO2 que los humanos generamos, aumentará también la intensidad y frecuencia de este tipo de fenómenos meteorológicos. 

Un estudio realizado recientemente por un equipo de investigadores alemanes del Instituto para la Investigación del Impacto Climático de Potsdam y publicado en la revista Nature Climate Change, ha revelado que la recurrencia de estos fenómenos no es casual, sino que existe una relación entre el calentamiento global de origen humano y las lluvias torrenciales o las olas de calor. 

¿Qué ocasiona el calentamiento global? 

El calentamiento global es un aumento de la temperatura de la atmósfera terrestre. Los científicos aseguran que, la causa del calentamiento es el aumento de gases de efecto invernadero que resultan de las actividades humanas como la quema de combustibles fósiles (petróleo, carbón, gasolina y gas natural) y también la deforestación.

¿Qué es el efecto de invernadero? 

El sol envía su luz y calor, su energía, a la Tierra. La tierra absorbe ese calor. Parte de esa energía emitida se va al espacio, pero los gases de efecto invernadero impiden que todo el calor salga al espacio, calentando así el planeta. 

Los gases de efecto invernadero son aquellos más eficientes en absorber el calor. Entre ellos está el CO2, que es el que la humanidad en su consumo de recursos ha aumentado a niveles nunca vistos y causa el calentamiento global.

Si los humanos no ponemos de nuestra parte para evitar que el calentamiento global continúe, los fenómenos meteorológicos extremos serán cada día mayores, lo que tendrá graves consecuencias para la agricultura y para la vida en general.

Lo que puedes hacer 

1. Residuos. Separa la basura de las cosas que puedes reusar y lo que puedes reciclar.

2. Energía doméstica. Apaguen las luces cuando salgan de una habitación. Usen bombillas LED, fluorescente o de bajo consumo. Apaguen los aparatos y desconéctelos completamente. Recuerde que un aparato conectado también consume, aunque no esté encendido. 

3. Usa menos el auto. Camina, usa bicicleta, usa el transporte público, comparte el viaje en auto con más personas. Reduciendo el uso de tu carro en 15 kilómetros semanales evitas emitir 230 kilos de dióxido de carbono al año. 

4. Siembra árboles y otras plantas. No permitas que corten un árbol. 

5. Productos químicos: Disminuir al mínimo el empleo de compuestos químicos como antibióticos, fertilizantes y aerosoles que pueden llevar en su composición químicos que afecten a la capa de ozono.

Regresa a la portada