Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

Estudian a los diablos para hallar la salvación

Por Primerahora.com 10/18/2016 |05:30 p.m.
El diablo de Tasmania es un marsupial nativo de la isla de Tasmania, en Australia. (Facebook: Devil Ark)  
La leche materna de estos marsupiales de Tasmania contiene sustancias capaces de matar a las superbacterias.

Las llamadas superbacterias, que son resistentes a los más sofisticados antibióticos, se han convertido en un verdadero dolor de cabeza para la medicina y son responsables de miles de muertes cada año. Pero eso podría cambiar gracias a los promisorios resultados que están mostrando las investigaciones con unas criaturas conocidas como diablos o demonios de Tasmania.

Resulta que, según informa el diario australiano Sydney Morning Herald, la leche materna de los diablos contiene unos péptidos que son capaces de matar a varias de las superbacterias y hongos causantes de mortales infecciones, incluyendo al temible estafilococo áureo.


Tras estudiar el genoma de los diablos, los científicos de la Universidad de Sydney descubrieron que este marsupial tiene seis péptidos antimicrobiales naturales. Entonces reprodujeron esos péptidos de manera artificial y probaron su efectividad frente a las bacterias más mortales para los humanos.

Las pruebas mostraron que los péptidos del diablo lograron matar a las bacterias, abriendo la puerta a futuras investigaciones para combatir a las superbacterias.

Según los científicos, se fijaron en el diablo de Tasmania teniendo en cuenta que estos marsupiales paren crías muy poco desarrolladas apenas a los 21 días de gestación. Esas crías tienen que crecer luego en la bolsa marsupial de la madre, en un ambiente lleno de patógenos, por los que se supuso que la leche materna tendría que proveer las sustancias para desarrollar el sistema inmunológico de las crías y que pudieran sobrevivir a las bacterias y hongos que hay en la bolsa.

Otros marsupiales también han mostrado tener variedad de péptidos antimicrobiales, como el ualabí tamar que tiene ocho, o los oposums o didélfidos que tiene 12. En contraste, los humanos apenas cuentan con un péptido.

Se calculas que, de no poder ser controladas, las superbacterias puedan llegar a matar hasta a 10 millones de personas para el 2050. La leche materna de los diablos de Tasmania y otros marsupiales, sin embargo, podría contener la clave para desarrollar los antibióticos capaces de contener a las superbacterias. 

Lamentablemente, muchos marsupiales, entre ellos el mismo diablo de Tasmania, se encuentran amenazados o incluso en peligro de extinción, en muchos casos por causa de las acciones de los humanos. 

Regresa a la portada

Tags

Australia