Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

La Niña contribuye a amenaza de incendios forestales en EEUU

Por Prensa Asociada 12/03/2017 |02:08 p.m.
El último mapa de la organización U.S. Drought Monitor, publicado el jueves, muestra condiciones extremas de sequía en más de una decena de condados del oeste de Arkansas y el sureste de Oklahoma, donde tales condiciones no existían una semana antes. (Archivo)  
"Incluso si recibimos lluvia y nieve ahora mismo, nada se tornará verde", agregó McManus, señalando que la sequía en la región se está extendiendo.

El fenómeno climático de La Niña en el sur del Océano Pacífico está contribuyendo a lo que se espera sean condiciones climáticas cálidas y secas, lo que hace temer un fuerte aumento de los incendios forestales invernales en Estados Unidos, desde el centro-sur hasta las Grandes Llanuras. 

Además de La Niña -un enfriamiento ocasional del Océano Pacífico ecuatorial que afecta el clima global y que ha dejado a Estados Unidos más seco de lo normal este invierno-, una primavera húmeda trajo un fuerte crecimiento de la vegetación que un verano suave no mató. 

Un noviembre seco agudizó las condiciones de sequía en estados como Oklahoma, Kansas, Arkansas y Texas, dijo el climatólogo estatal de Oklahoma, Gary McManus. 

McManus comparó el escenario potencial con aquel de marzo, cuando los incendios forestales en el noroeste de Oklahoma, el suroeste de Kansas y la zona Panhandle de Texas quemaron un total de más de 5,180 kilómetros cuadrados (2,000 millas cuadradas), causando seis personas muertas y matando a miles de cabezas de ganado. 

"Lo que vemos es este patrón de La Niña es un enfriamiento de las aguas frente a la costa de Sudamérica. Esto significa temperaturas por encima de las normales y una precipitación por debajo de la normal", muy probablemente de diciembre a febrero o principios de marzo, dijo. El climatólogo agregó que las precipitaciones no ayudarán a la vegetación latente en este punto. 

"Incluso si recibimos lluvia y nieve ahora mismo, nada se tornará verde", agregó McManus, señalando que la sequía en la región se está extendiendo e intensificando. 

El último mapa de la organización U.S. Drought Monitor, publicado el jueves, muestra condiciones extremas de sequía en más de una decena de condados del oeste de Arkansas y el sureste de Oklahoma, donde tales condiciones no existían una semana antes. 

Gran parte del resto de la mitad occidental de Arkansas se encuentra en sequía grave, al igual que el sureste de Oklahoma, el noreste de Texas, el norte de Luisiana y partes del sur de Missouri. 

"Estamos viendo que el epicentro de esta sequía se origina en el oeste de Arkansas y el este de Oklahoma y que se mueve hacia el oeste", potencialmente hasta Nuevo México, opinó Todd Lindley, funcionario de ciencia y operaciones de la Oficina de Pronósticos del Servicio Meteorológico Nacional en Norman, Oklahoma. 

Regresa a la portada

Tags

Oklahoma