Placeholder

Por Alexandra Fuentes

Sin maquillaje

Desde el saque

01/02/2018
"Debemos establecer algo muy claro: nadie puede pretender imponernos una definición de felicidad"

El final del 2017 fue tan y tan fuerte, que para recuperar el terreno perdido, tenemos que comenzar con todo, desde el saque. No tenemos de otra, hacer los ajustes que sean necesarios y empezar con fuerza el 2018. 

Donde celebré la despedida de año, un pana filosofaba sobre por qué esperar al primero de enero para comenzar, que si pitos, que si flautas. Puede que tenga razón, pero estas fechas emblemáticas sirven para marcar puntos de partida. 

¿Qué puede ser otra fecha como decía él? Puede ser la que a usted le dé la gana, pero sin dudas el 1 de enero, es una buena. En tiempos donde el bombardeo de información y el “ruido” de las redes sociales abruma, conviene unos minutos de pausa para definir claramente las metas del nuevo año. Las estrategias pueden ser infinitas, pero el propósito debe ser el mismo; lograr nuestra felicidad. 

Debemos establecer algo muy claro: nadie puede pretender imponernos una definición de felicidad. Cada cual es feliz como entiende y le sale de su corazón. Así que lo primero que tienen que hacer los que pretendan ser parte de nuestras vidas en el 2018, es respetar nuestro derecho a ser felices a nuestra manera. Amar y dejar a los demás amar a su manera. Reír y dejar a los demás sonreír. En fin vivir y dejar vivir. 

Desde ese reconocimiento y respeto a la individualidad de los demás y a su derecho a buscar la felicidad fortalezcamos nuestro grupo de amistades para enfrentar los tiempos duros de forma colaborativa.

Hay que también sacar de nuestros círculos a quienes fallan a este principio, a quienes los carcome y mueve el odio y la envidia. A quienes usan máscaras y se visten de hipocresía para saludarte y entrar a tu entorno, para luego a tus espaldas saciar su vicio, haciéndote daño a ti y a los tuyos. 

Es tiempo de romper con esas compañías. Es tiempo de fortalecer y buscar nuevas relaciones. Gente que disfrute tus triunfos y los de los tuyos como si fueran de ellos. La circunstancias del 2018 serán lo suficiente difíciles como para aumentar su carga con las malas compañías. 

Bueno, comenzó el año. A luchar con uñas y dientes por tu felicidad y la de los tuyos. ¡Feliz 2018!

Tags

felicidad