Placeholder

Por Alexandra Fuentes

Sin maquillaje

Verano con trabajo, una nueva realidad de vida

07/04/2017
(Archivo)
(Archivo)
Hoy, a la mayoría de la gente nos resulta muy difícil alejarnos por completo de nuestra rutina diaria.

Desde que comienza el año, añoramos que llegue el verano, periodo en el cual la mayoría de la gente planifica sus vacaciones. 

Es natural, pues por más que nos guste nuestro trabajo, nada compara con el compartir en familia y amigos. 

Lo ideal sería poder lograr un período de desconexión total, alejados completamente del ajetreo y la rutina diaria, que nos permita recargar baterías para empezar con fuerzas la segunda mitad del año. 

Los tiempos, sin embargo, han cambiado muchísimo.

Hoy, a la mayoría de la gente nos resulta muy difícil alejarnos por completo de nuestra rutina diaria. Aunque sea a medio pocillo, hay que seguir trabajando. 

Al ser hoy 4 de julio, durante el fin de semana coordiné un compartir en la playa con un grupo de amistades. El interés de todos era pasar el fin de semana largo en familia, extendiéndonos hasta hoy 4 de julio.

Eso sí, ayer al menos un integrante de cada una de las familias reunidas tuvo que salir a trabajar. 

En nuestro caso, ambos, mi esposo a su clínica dental, y yo a hacer mi programa en Telemundo; igual los otros compañeros. Uno de los mayorcitos del grupo llamó la atención sobre lo diferente que era unos añitos atrás. 

“En mis tiempos, un lunes como este casi nadie trabajaba, y buscábamos la forma de tener el tiempo libre para estar con la familia. Ahora es imposible, ya que el negocio hay que atenderlo 24/7 y días feriados. Es la realidad que les tocó vivir, pero pa’ adelante”, nos comenta en tono reflexivo, quien también ha visto interrumpido su tiempo de “retiro” para volver a meterle mano a sus negocios. 

Son los tiempos que nos han tocado y lejos de lamentarnos nos toca trabajar más fuerte. Las vacaciones tienen que ser opcionales, se toman cuando se pueda y cuando las circunstancias lo permitan.

Esas planificaciones con tanto tiempo de anticipación cada vez serán más difíciles. Aun así, las vacaciones siguen siendo vitales, incluso para nuestro rendimiento profesional. Es una pausa necesaria que debemos tratar de hacer, pero que los tiempos reclaman ajustarlas a la nueva realidad de vida. 

Si por alguna razón no se puede, pues será el año próximo. Nunca este periodo de descanso debe poner en juego nuestro trabajo, por el contrario, complementarlo. 

Bueno, ayer trabajamos y hoy 4 de julio, también hay que hacer unas cositas en la tarde.

Pero.... sacaré un ratito el BBQ. De ratito en ratito también se pasa bien.