Placeholder

Por Irene Garzón Fernández

De primera mano

A seguir cobrando en la Cámara antes de renunciar a dietas...

01/14/2013

Aquí hay Truco

Como una burla hay que definir la actuación de los representantes populares con relación a la promesa de campaña de una reforma legislativa. Lo que acordaron para dentro de seis meses es un “duérmete, nene” para apagar el fuego –no precisamente popular– de la opinión pública. La eliminación de dietas y estipendio solo necesita voluntad y acción mediante una orden administrativa del presidente cameral, Jaime Perelló, como haría su homólogo senatorial, Eduardo Bhatia, o simplemente renunciando al beneficio. Sobre el legislador ciudadano, el primer paso debe ser derogar la ley del legislador a tiempo completo, que se convirtió en el panal que atrae candidatos a la Legislatura como la miel a las abejas. En las primarias de las dos últimas elecciones, hubo muchos aspirantes en busca de beneficios marginales jugosos. El pueblo habló y habló claro a favor de los cambios que ahora quieren dilatar con tecnicismos. Muchos hablan de oído sobre el legislador ciudadano, pero quienes vivimos ambos sistemas sabemos cuál era el compromiso de servir de los primeros, y eso que no había código de ética. Bajo el legislador ciudadano se dieron grandes investigaciones, como la del Cerro Maravilla, el caso Shearson-American Express y la pirámide de Cataño. Profesionales como los doctores Luis Izquierdo Mora, Enrique “Coco” Vicens y Rafael Martí no faltaban nunca a sus deberes legislativos, manteniendo activa su práctica de la medicina. Otros, como el abogado y comerciante Danny López Soto, llegaron acaudalados a la Legislatura y salieron sin un centavo. Basta de excusas. A cumplir con lo prometido, no soltando migajas para engatusar al pueblo.

¿Cuál escaño del PIP?

Como el Partido Independentista no quedó inscrito en los comicios de noviembre pasado, a la senadora independentista María de Lourdes Santiago no le corresponde el trato de portavoz senatorial. Los portavoces ganan más y tienen un presupuesto mayor que los senadores rasos, lo que les permite contratar más personal. Santiago, según la nueva Ley Electoral, consiguió su escaño por derecho propio (¿qué pasó con los candidatos independientes?), pero el PIP no logró retener su franquicia electoral, por lo que deberá volver a inscribirse como partido para 2016. Un partido sin franquicia no tiene representación legislativa.

Finanzas en Internet

En octubre de 2011, el entonces auditor electoral Luis F. Mendoza anticipó a De primera mano que en enero o febrero de 2012 los candidatos podrían radicar por Internet sus informes de ingresos y gastos ante la Comisión Estatal de Elecciones. La información, dijo, estaría disponible a la prensa y al ciudadano común. Para esa fecha se había adiestrado ya a los auditores y se había reglamentado el proceso, y lo único que faltaba era la conexión para el usuario externo. Todo quedó en el olvido con la llegada del “censor” electoral, Manuel Torres, en cuya oficina los informes están ataponados y siguen siendo secretos.