Placeholder

Por Irene Garzón Fernández

De primera mano

Dinerito como premio por reactivar electores...

06/25/2012

Tremendo incentivo

El Partido Popular Democrático (PPD) se inventó una fórmula muy atractiva para que su gente trabaje con ganas en la reactivación de 25,000 electores populares a tiempo para el referéndum del 19 de agosto sobre la fianza y la reducción legislativa. El PPD repartirá $20,000 en premios entre los equipos de reactivación de electores y los coordinadores de zonas. Las reglas del programa Levántate, popular, reactívate están contenidas en un memo del comisionado electoral popular, Eder Ortiz, a los coordinadores de zonas. Hay siete premios en la categoría de equipos, con un premio mayor de $4,000 y uno menor de $1,000. Para los coordinadores de zonas, hay cinco premios, desde $650 hasta $350. En el pasado, el trabajo de los coordinadores siempre fue voluntario, pues se trata de empleados públicos de otras agencias que están en destaque en la Comisión Estatal de Elecciones (CEE) y, por tanto, cobran salario, dietas y millaje. Según el memo, se formarán entre 100 y 200 grupos a nivel isla para un ejército de entre 2,000 y 3,000 motivadores. A cada motivador se le requerirá un mínimo de 24 reactivaciones.

Acción retardada

Después de más de medio año desde que se revelaron las irregularidades cometidas por el representante penepé José Luis Rivera Guerra, finalmente, la presidenta cameral, Jenniffer González, vio la luz y retiró el apoyo incondicional que le estuvo dando a su correligionario durante todo este tiempo. De hecho, si las cosas llegaron a donde están, fue gracias al toallazo que González y la entonces presidenta de la Comisión cameral de Ética, la ahora senadora Liza Fernández, le dieron a Rivera Guerra a pesar de toda la evidencia en su contra. Cuando la comisión trató con mano suave a Rivera Guerra, González lo “castigó” quitándole 10 días de dieta. Cuando el Directorio del PNP lo sacó de carrera, González no votó. Estuvo ciega y sorda hasta que el Tribunal de Apelaciones le falló en contra y Rivera Guerra la emprendió contra el gobernador Luis Fortuño. Ahora sí, ¿verdad?

Ejemplo de honradez

En tiempos en que los actos de corrupción forman parte de la cotidianidad, hay que destacar a figuras como la fenecida ex administradora de Corrección y ex senadora Mercedes Otero de Ramos. Como senadora, radicó siempre informes extensos y detallados de cualquier viaje oficial que realizara, lo que denota la honradez que la caracterizó a través de su vida pública y privada. Como administradora de Corrección, se ganó el respeto de los confinados, a los que trataba personalmente en las cárceles mediante el diálogo pero sin perder nunca la autoridad ni rendir sus convicciones. Descanse en paz.

Con la bendición del jefe

El nuevo contralor electoral Manuel Torres, ex empleado del presidente senatorial, Thomas Rivera Schatz,  está reclutando su gente del personal del Senado bendecido por su ex jefe. Parece que no puede vivir sin él.