Nota de archivo: publicada hace más de 90 días

A salvo los barriles de ron de la Bacardí

Por Nydia Bauzá / [email protected] 09/28/2017 |03:34 p.m.
El presidente de la empresa para Latinoamérica, Ignacio del Valle, recordó que el 80% del ron que se consume en el mundo, se produce en la destilería catañesa. ([email protected])  
En los próximas 10 días, la destilería espera reanudar la distribución de sus diez rones en unos 160 países.

Los fuertes vientos del huracán María que azotaron a Cataño causaron daños en la destilería Bacardí, pero los barriles de añejamiento de ron “quedaron intactos”, aseguró el presidente de la empresa para Latinoamérica, Ignacio del Valle.


El ejecutivo indicó que en los próximas 10 días esperan reanudar la distribución de sus diez rones en unos 160 países. Sostuvo que la producción y distribución de estos productos está detenida desde que pasó primero el huracán Irma, el 6 de septiembre. Recordó que el 80% del ron que se consume en el mundo, se produce en la destilería catañesa.

“Es impresionante. Algunas (estructuras) perdieron el techo y las paredes, pero las tarimas con los barriles están intactos. Hay algunos de estos barriles que tienen más de 10 años de añejamiento”, subrayó del Valle, cuya oficina está ubicada en Panamá y viajó a Puerto Rico para evaluar el impacto del ciclón en la bodega.

“Gracias a Dios que el impacto que tenemos en Bacardí no es nada material que no podamos resolver en los próximos días. Nosotros esperamos reanudar nuestras exportaciones desde Puerto Rico en los próximos 10 días”, sostuvo.

Dijo que todavía no tienen estimado de daños, pero indicó que hay algunos “que serán más cosméticos” para, por ejemplo, abrir el centro de visitantes, que recibe alrededor de 300 mil turistas al año. “En los próximos 60 días esperamos estar de nuevo recibiendo turistas en Casa Bacardí”, detalló.

En entrevista con GFRMedia, del Valle relató que el impacto mayor a la infraestructura de la destilería fue en techos y paredes. No obstante, dijo que “lo principal e irremplazable” son los barriles.

“Eso es algo que el tiempo no repone y gracias a Dios las bodegas de añejamiento están a salvo. La destilería está bien”, aseguró. Estimó que para mediados de la semana próxima la destilería reanude operaciones.

Dijo que no tienen electricidad, que están funcionando con generadores de energía y que están recibiendo plantas adicionales para complementar.

En cuanto a la empleomanía se refirió como “nuestra familia” y dijo que “están todos bien”.

“Sabemos que a algunos, sus familias han sido afectadas y tenemos un compromiso con Puerto Rico. La Junta Directiva se comprometió en donar $2 millones para ayudar en la reconstrucción y en los esfuerzos de auxilio para Puerto Rico y para nuestra gente también en Cataño”, sostuvo.  

Detalló que abrirán tres centros de ayuda, en San Juan, Cataño y Toa Baja para ofrecer comida, entretenimiento para los niños y servicios médicos.

¿La ley seca que está vigente en la Isla, cómo les está afectando? 

“Para nosotros la prioridad ahora es la gente y si la ley seca tiene que estar para proteger y cuidar a la gente, nosotros estamos de acuerdo en acatarla. La prioridad en este momento, no es negocio, es la gente de Puerto Rico”, sostuvo el Presidente de Bacardí.

“La impresión al ver todo el impacto de este huracán en lo material es devastador, pero la mejor impresión que me llevo es la solidaridad que hay con el pueblo de Puerto Rico y el corazón que hay en el pueblo de Puerto Rico de ayudarnos todos mutuamente”, sostuvo.  

Dijo que además del impacto del temporal en la destilería en Puerto Rico, están evaluando los daños que ocasionaron a una fábrica en México, los dos recientes terremotos en el país centroamericano.

Regresa a la portada