En la cervecería Del Barril crean y venden sus propias cervezas. (SUMINISTRADA)  
Lo que comenzó como un pasatiempo, hoy día, es el mayor proyecto de un matrimonio de cara al futuro.

Lo que comenzó como un “hobby” en su apartamento en Nueva York, hoy día es el mayor proyecto de cara al futuro para Amanda Figueroa y su esposo Tim Sutton.


La pareja -ella boricua y él de Pennsylvania- son los dueños de Del Barril, la nueva cervecería que abrió sus puertas el pasado fin de semana en Aguadilla y que promete ofrecerle a la clientela una nueva experiencia en cervezas artesanales hechas por ellos mismos, en su establecimiento que ubica en la carretera PR-111, Km. 0.1 en Aguadilla.

“Empezamos a crear nuestra cerveza en nuestro apartamento en Nueva York. Pero llegó un punto en que estábamos buscando qué hacer: queríamos salir de la ciudad, teníamos trabajos muy ajetreados y pensamos que quizás podíamos vivir haciendo cervezas”, contó Figueroa, de 40 años.

“Cuando pensamos dónde lo podíamos hacer, vimos que él (Tim) había visitado la Isla y le había encantado y dijimos, ¿Por qué no Puerto Rico? Si nos va mal, vivimos allí por un tiempo y si nos va bien, nos quedamos”, agregó.

Del Barril evoca el concepto “Tab Room” combinado con un “Beer Garden”, ya que el establecimiento es bajo techo, pero abierto. Contiene una barra amplia y mesas de tope de madera. Como vista, tiene un extenso llano verde, ideal para celebrar actividades al aire libre y presentaciones musicales, conceptos que están en los planes futuros de Figueroa.

Para su inauguración, la pareja optó por ofrecer tres tipos de cervezas: Una American Wheat, una IPA y una Stout. Sin embargo, poseen muchas más recetas que pondrán poco a poco a disposición de los clientes.

“Las cervezas de trigo son un poco más livianas, pero esta es American Wheat, que es 30% trigo, lo que lo hace un poco más amarga de lo usual. También tenemos una cerveza IPA, que regularmente son más amargas, pero la nuestra tiene un sabor bien balanceado. Y una Stout, que está hecha con coco tostado”, describió.

“La diferencia no es que brindamos cervezas artesanales, sino que la elaboramos aquí mismo. Es cerveza que no encontrarás en otro lugar”, subrayó.

Abrir su cervecería les tomó cinco años desde que llegaron a la Isla, más de lo que esperaban.

“En realidad, en ese tiempo nos establecimos más en la comunidad y adquirimos mucha experiencia que no teníamos trabajando en restaurantes y barras”, detalló la joven empresaria, quien estudió biología en el Colegio de Mayagüez y trabajaba en un bufete de abogados en Manhattan antes de lanzarse a esta aventura comercial.

“Más adelante, conocimos a los amigos que son dueños de este espacio y ellos llevaban mucho tiempo diciéndonos que lo hiciéramos aquí, pero no estábamos seguros de que funcionaría. Hasta que nos decidimos”, narró.

Del Barril formará parte de un concepto combinado de cerveza artesanal y comida, ya que dentro del mismo establecimiento de la cervecería se inaugurará en los próximos días El Picnic, que ofrecerá distintos tipos de alimentos perfectos para combinar con cerveza, y que harán la experiencia única.

Los planes futuros para Amanda Figueroa y Tim Sutton son abarcadores.

“Queremos seguir con nuestro “tap room” y eventualmente nos gustaría tener un “Brew Pub”, con la cerveza nuestra, comida y entretenimiento”, sentenció.

Por el momento, Del Barril abre viernes, sábados y domingos de 5:00 p.m. a 10:00 p.m. pero esperan ampliar su horario próximamente.

Para más información pueden accesar a su página en Facebook.

Regresa a la portada