50 Horas para recorrer Estados Unidos de costa a costa en un Ford de 1930

Por Agencia EFE 11/29/2013 | 08:31 p.m.
Esta era la segunda vez que Wade, de 71 años de edad, y Flanders intentaban cruzar Estados Unidos en el Ford Modelo A 1930. (EFE/Jeffery R. Werner)  
El anterior récord para recorrer de costa a costa Estados Unidos en un vehículo de los años 30 fue establecido en 1933 en 55.5 horas.

Toronto.- Si alguien se pregunta cuánto tiempo es necesario para atravesar Estados Unidos de costa a costa, más de 4.550 kilómetros, en un vehículo de más de 80 años de edad la respuesta exacta es 50 horas, 20 minutos y 6 segundos.

Ese tiempo es además el nuevo récord establecido absoluto para cruzar Estados Unidos en un vehículo producido antes de la Segunda Guerra Mundial por los australianos Rod Wade y Michael Flanders.

El anterior récord para recorrer de costa a costa Estados Unidos en un vehículo de los años 30 fue establecido en 1933 en 55,5 horas.

Y si alguien se pregunta por la razón de la aventura, la respuesta es para aumentar la concienciación del público sobre enfermedades renales, dolencia que afecta a la esposa e hija de Wade.

Según informó la organización Vintage Adventurer, los dos australianos llegaron a la icónica localidad de Venice Beach, en California, poco antes de la medianoche del sábado 23 de noviembre en uno los vehículos más históricos del continente norteamericano, un Ford Modelo A 1930.

Los dos aventureros habían partido en la medianoche del viernes 22 de noviembre de Staten Island, en Nueva York, y tuvieron que enfrentarse con un vehículo de 83 años a todo tipo de condiciones meteorológicas, desde lluvias torrenciales hasta nieve.

Precisamente las bajas temperaturas que experimentaron en Nuevo México fueron uno de los momentos más críticos del viaje ya que Wade y Flanders se vieron obligados a parar continuamente para retirar el hielo que se acumulaba ya que el Modelo A no cuenta con calefacción para el parabrisas.

El Ford Modelo A, cuyos únicos cambios son nuevos frenos y pequeños cambios como asientos más cómodos o juegos de luces modernos, realizó su viaje acompañado por un equipo de apoyo, que incluía un mecánico especializado en reconstruir motores, y que viajaba en un coche de policía Plymouth 1988.

El motor del Ford Modelo A 1930 produce sólo 20 caballos de potencia. La velocidad media del viaje de Wade y Flanders fue de 80 kilómetros por hora.

Esta era la segunda vez que Wade, de 71 años de edad, y Flanders intentaban cruzar Estados Unidos en el Ford Modelo A 1930.

La primera vez, hace cinco semanas, el viaje se interrumpió 38 horas antes de llegar su destino por la ruptura del cig eñal

El Ford Modelo A 1930 es uno de los automóviles más clásicos de Estados Unidos. Parte de su fama se debe a que el famoso ladrón de bancos John Dillinger utilizó este vehículo en abril de 1934 para escapar de una prisión en Indiana.

Dillinger no sólo se escapó de la cárcel con una pistola de madera sino que robó el Ford Modelo A de un "sheriff" para huir con dos de sus principales compinches.

A pesar de que la Policía les localizó horas después y al intenso tiroteo que el vehículo sufrió, Dillinger volvió a escapar en el Ford Modelo A. Días después, Dillinger se desprende del agujereado Modelo A y roba un Ford V8 1934 con el que comete varios atracos.

Quizás más increíble es que Ford utilizó durante años las fechorías de Dillinger como publicidad.

En una carta manuscrita, fechada el 16 de mayo de 1934, firmada por John Dillinger y dirigida a Henry Ford, el ladrón de bancos "agradeció" al empresario estadounidense el haber creado "un coche tan maravilloso".

"Lo he estado conduciendo desde hace tres semanas. Es un placer conducirlo. Tu lema debería ser, conduce un Ford y mira a todos los otros coches quedarse atrás".

Aunque esa carta ahora se considera ahora falsa, probablemente creada por la máquina de relaciones públicas de Ford en los años 30, la historia no es totalmente falsa ya que en los archivos del FBI existe otra carta, mecanografiada y también firmada por John Dillinger.

"Querido señor Ford. Quiero agradecerle producir un coche tan rápido y robusto como el Ford V8, ya que de otra manera, no habría podido escapar de los maderos en ese caso de Wisconsin Minesota. Suyo hasta que tenga el placer de conocerlo, John Dillinger".

El Ford Modelo A 1930 que Dillinger utilizó para escapar fue restaurado para aparecer en la película de 2007 "Public Enemies" y subastado en 2010 por 165.000 dólares.

Tags

Estados UnidosLadrónNueva YorkTorontoFordrécordcosta