Actriz porno niega acusaciones de maltrato de animales en películas

Por Primerahora.com 04/22/2014 | 11:17 a.m.
Expresó su intención de entablar una demanda por calumnia y difamación.
La residente de Arkansas, de 29 años, fue arrestada en Miami el pasado 16 de abril. (Miami Dade Corrections)  

La actriz de películas pornográficas Stephanie Hird se expresó en torno a las reclamaciones de que torturó y mató a ratas, peces y otros animales en la realización de vídeos fetichistas de contenido sexual

"Las noticias son falsas", expresó Hird, también conocida como Megan Jones, al portal RadarOnline.com. "Niego cualquier acusación de maltrato animal, obviamente", insistió.

El portal reseña que la residente de Arkansas, de 29 años, fue arrestada en Miami el pasado 16 de abril y acusada de cinco cargos de delito grave de crueldad hacia los animales por su papel en las películas, que presenta mujeres pisoteando, mutilando y azotando con palas a animales para satisfacer los deseos sexuales de los espectadores .

"Tengo un abogado. Tengo la intención de entablar una demanda por calumnia y difamación", afirmó.

Por su parte, Stephanie Bell, de la organización de derechos de los animales PETA, supervisó la investigación sobre los crímenes de la actriz, y dijo que vio un video en que Hird dispara a una rata en varias ocasiones con una pistola de perdigones . Bell aclaró que habían proporcionado la información a la Policía, “y vieron la justificación de hacer el arresto que hicieron".

La semana pasada, la agencia de noticias EFE difundió que el arresto se produjo después de que el pasado 4 de abril la hispana Sara Zamora fuese detenida y acusada de ocho cargos relacionados con delitos de crueldad animal, tras grabar un vídeo en la que se la veía decapitando pollos y golpeando a varios conejos.

Según la investigación policial, los vídeos de Hird y Zamora fueron grabados en la residencia de Adam Redford, ubicada en el condado de Miami-Dade, cuyo propietario también enfrenta cargos.

Redford está acusado de producir vídeos en los que los actores matan y maltratan a los animales al tiempo que mantienen relaciones sexuales entre ellos.