Acusan a contratista de demolición

11/25/2013 |04:02 p.m.
Campbell eligió el método de demolición, en el cual intento apurarse para cumplir con un plazo y reducir costos ya que le pagaban una cantidad fija, agregó el procurador. (AP/Jacqueline Larma)  
Durante la demolición, un muro sin soporte se desplomó sobre la tienda, lo que provocó la muerte de los clientes en su interior.

Filadelfia. — El contratista que supervisó una demolición deficiente que derivó en la muerte de seis personas en una tienda del Ejército de Salvación en Filadelfia fue acusado el lunes de asesinato, homicidio imprudencial y de poner a otra persona en riesgo.

El procurador general de Filadelfia, Seth Williams, dijo que Griffin Campbell también fue acusado de arriesgarse a generar una catástrofe y de asociación ilícita, además de los seis cargos de asesinato en tercer grado, seis de homicidio involuntario y 13 de poner a alguien en riesgo. Durante la demolición, un muro sin soporte se desplomó sobre la tienda, lo que provocó la muerte de los clientes en su interior.

Nadie respondió a una llamada al teléfono celular de Campbell, pero se anticipaba que se entregaría el lunes por la tarde.

Son los primeros cargos formulados desde que el operador de excavaciones Sean Benschop fue acusado a mediados de año de seis cargos de homicidio involuntario por supuestamente operar maquinaria pesada después de consumir marihuana y analgésicos.

Williams afirmó que el derrumbe sigue siendo investigado pero consideró que Campbell es la persona "en el centro de la culpabilidad por el desplome". Dijo a la prensa que Campbell desoyó la advertencia de un arquitecto la noche anterior al derrumbe el 5 de marzo de que apuntalara la pared.

"El desplome trágico y evitable robó a nuestra ciudad de seis notables filadelfianos que perecieron entre los escombros y dejó otros 13 heridos", afirmó.

Campbell eligió el método de demolición, en el cual intento apurarse para cumplir con un plazo y reducir costos ya que le pagaban una cantidad fija, agregó el procurador. Además se le dio derecho a llevarse material en buen estado de la estructura, de modo que retiró primero las vigas del piso, lo cual desestabilizó las paredes exteriores.

Un video difundido en YouTube, el cual fue grabado días antes del derrumbe, muestra una máquina utilizada para derribar la fachada mientras caen ladrillos sobre la acera. No había andamios para remover una pared de ladrillos sin soporte de 12 metros (40 pies) de altura, la cual se desplomó sobre la tienda de un piso.

El propietario del edificio, Richard Basciano, no fue acusado el lunes y el procurador no quiso decir si lo será. Pero un jurado de investigación seguirá oyendo evidencias sobre el caso. Basciano, en el pasado proclamado como el rey de la pornografía en Times Square, Nueva York, era propietario de los tres comercios que estaban siendo demolidos.

El arquitecto de Basciano, Plato Marinakos, que había conseguido el permiso de demolición, atestiguó ante el jurado de investigación después que se le prometió inmunidad.

Tags

Filadelfiamuertesconstrucción