Árbol navideño del Rockefeller Center es superviviente de "Sandy"

11/14/2012 |02:15 p.m.
Esta tarde el árbol será trasladado en un camión de 35 metros de largo hasta el Rockefeller Center, donde los trabajadores empezarán a decorar sus ramas con 45.000 bombillas, que se encenderán el próximo 28 de noviembre. (AFP)  
El abeto, que mide 24,4 metros y pesa 10 toneladas, fue elegido para presidir la plaza neoyorquina hace cuatro semanas.

El tradicional árbol navideño que presidirá este año el Rockefeller Center de Nueva York logró sobrevivir a los vientos huracanados que dejó a su paso "Sandy" por el estado de Nueva Jersey, una de las zonas más afectadas por la devastación que provocó el ciclón en la costa este de EEUU.

El abeto, que mide 24,4 metros y pesa 10 toneladas, fue elegido para presidir la plaza neoyorquina hace cuatro semanas y logró sobrevivir al azote del huracán que provocó la caída de muchos árboles en esa zona de Nueva Jersey.

El propietario del árbol, Joe Balku, relató a la cadena ABC que el pasado 29 de octubre tuvo que atar el abeto porque "se balanceaba mucho" a causa de las fuertes rachas de viento que provocaron la caída de dos grandes árboles que se encontraban en el mismo patio.

Aunque Balku se quedó sin electricidad tras el paso del huracán, su vivienda no sufrió ningún daño y el árbol de unos 15 metros de diámetro consiguió seguir de pie pese a los vientos huracanados de "Sandy".

Balku, de 76 años, ha visto crecer el abeto desde que en 1973 compró su casa, cuando el árbol no llegaba a siete metros, y reconoció que es "el sueño de toda una vida" poder donarlo al Rockefeller Center para que millones de personas lo contemplen.

Esta tarde el árbol será trasladado en un camión de 35 metros de largo hasta el Rockefeller Center, donde los trabajadores empezarán a decorar sus ramas con 45.000 bombillas, que se encenderán el próximo 28 de noviembre.

Aunque el encendido de las luces del abeto marca de forma simbólica el inicio de las fiestas, algunas tiendas de Manhattan ya se han adelantaron y han empezado a lucir la decoración típica navideña.