Ballena asesina mata a empleada en Sea World de Orlando

02/24/2010 | 05:02 p.m.
La bellena mató a su entrenadora al iniciar el espectáculo "Believe" en el estadio Shamu del parque acuático Sea World de Orlando, Florida.  

Orlando, Florida. -Una empleada del acuario SeaWorld de Orlando murió el miércoles tras sufrir el ataque de una ballena asesina en plena función, al frente de una audiencia horrorizada.

La empleada murió pese a los intentos de los paramédicos por revivirla, dijo el vocero de rescatistas John Mulhall.

La entrenadora, de 40 años, acababa de explicar al público el espectáculo que estaban a punto de ver, cuando una orca se alzó del agua, la tomó de la cintura y “la sacudió para todas partes”, dijo la espectadora Victoria Biniak a la televisora WKMG.

El parque evacuó a los espectadores y cerró sus puertas.

La misma orca, o ballena asesina, estuvo vinculada con otras dos muertes en 1991 y 1999, de acuerdo al Humane Society de Estados Unidos, que ha hecho campaña para mantener a estos mamíferos marinos fuera de los parques temáticos.

“La entrenadora estaba explicando diferentes cosas sobre la ballena… y entonces la entrenadora que estaba abajo caminó hacia la ventaja … y entonces Telly (la ballena) se hundió rápidamente en el tanque y volvió, brincó, agarró a la entrenadora por la cintura y comenzó a sacudirla por todas partes”, relató la testigo del público Biniak.

Esta ballena de 30 años y 12,300 libras es macho y también es conocida como Tilikum, según había informado en el show, de acuerdo a Biniak. Añadió que normalmente no tiene un entrenador en su tanque porque es demasiado grande.

En 1991, la orca “”junto a otras dos ballenas hembras, ahogaron a un joven entrenador a tiempo parcial llamada Keltie Byrnee en Sealland of the Pacific en Canadá”, informó la Humane Society.

Las orcas “no estaban tratando de matar a Byrne, pero Tilikum y sus compañeras orcas no sabían que los humanos no pueden contener la respiración tanto tiempo como la ballenas”, explicó la científica Naomi Rose, de la Humane Society.

Tilikum luego fue enviada a Sea World en Orlando, según esta sociedad a favor de los animales, y en 1999 “un hombre que aparentemente se quedó en el parque luego del cierre se lanzó al tanque de Tilikum. Fue encontrado muerto a la mañana siguiente, desnudo, sin su traje de baño y lleno de heridas. Tilikum lo arrastró hasta el fondo y los lados de la piscina”.

Las orcas, o ballenas asesinas, no son exactamente ballenas pero sí la especie más grande de los delfines. El nombre de ballena asesina viene de su conducta ocasional de matar ballenas para comer.

Dan Brown, gerente general de Sea World, camina junto al alguacil del condado de Orange y los investigadores de la muerte de la entrenadora tras ataque de una de las ballenas del parque. (AP / John Raoux)

Otros ataques

En el pasado han ocurrido otros ataques de las orcas contra los entrenadores de los parques SeaWorld.

En noviembre de 2006 el entrenador Kenneth Peters, de 39 años, sufrió una mordedura cuando una orca de 3,17 toneladas (7,000 libras) lo retenía bajo el agua durante un espectáculo en el parque acuático que se ubica en San Diego. Peters logró escapar de la orca, pero con una fractura en pie.

La orca de 5,18 metros (17 pies) de largo que lo atacó era la hembra dominante del grupo de siete cetáceos carnívoros del parque, a los que se conoce también como “ballenas asesinas”. Pero ese no era el primer caso; la orca había atacado a Peters en 1993 y 1999.

En el 2004 otra orca en el acuario de la compañía en San Antonio intentó golpear y morder a uno de los entrenadores, pero en este caso el entrenador logró escapar.

En diciembre una orca ahogó a un entrenador en un zoológico español.