Carnival vuelve a las ganancias en medio de nuevos problemas con sus cruceros

Por Agencia EFE 03/15/2013 | 06:08 p.m.
La compañía con sede en Miami informó hoy que durante su primer trimestre fiscal (diciembre-febrero) ganó $37 millones, frente a los $139 millones que perdió un año antes, cuando su negocio se vio fuertemente afectado por el accidente del "Costa Concordia" en el Mediterráneo. (AP)  
Pese a la acumulación de problemas de este tipo, la compañía se mostró hoy optimista sobre la evolución de su actividad.

Miami.- Carnival, la mayor operadora de cruceros del mundo, logró cerrar su primer trimestre fiscal con beneficios, dejando atrás las pérdidas de un año antes, pero continúa sufriendo el desgaste de imagen derivado de problemas técnicos que sufren sus embarcaciones.

La compañía con sede en Miami informó hoy que durante su primer trimestre fiscal (diciembre-febrero) ganó $37 millones, frente a los $139 millones que perdió un año antes, cuando su negocio se vio fuertemente afectado por el accidente del "Costa Concordia" en el Mediterráneo.

En aquel accidente 32 personas murieron o se dieron por desaparecidas, al tiempo que las imágenes del barco semihundido ante la isla de Giglio dieron la vuelta al mundo y erosionaron tremendamente el negocio de todo el sector, que se vio obligado a rebajar con fuerza sus precios para reactivar la demanda.

En esta ocasión, el negocio de Carnival fue mejor y los ingresos del primer trimestre alcanzaron los $3.593 millones, un 0.3 % más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

"Los volúmenes de reservas durante la temporada alta se han mantenido sólidos, con las comparativas de precios mejorando en las últimas semanas", dijo hoy el presidente y consejero delegado de Carnival Corporation, Micky Arison, al presentar los resultados.

Sin embargo, añadió que "la incertidumbre económica en Europa sigue dificultando el crecimiento de la rentabilidad" y reconoció que el incidente sufrido el pasado febrero por el "Triumph" -que se quedó a la deriva en Golfo de México durante días por un incendio en la sala de máquinas- también ha afectado al negocio.

En cualquier caso, apuntó que, "pese a la considerable atención mediática que rodeó al incidente de Triumph" les "ha animado ver que los volúmenes de reservas de (la filial) Carnival Cruise Lines se están recuperando significativamente en las últimas semanas".

"Atractivas promociones de precios, combinado con un fuerte apoyo de la comunidad de agentes de viajes y los consumidores que reconocen la sólida reputación de la compañía y la calidad de las ofertas de productos, están llevando a una fuerte recuperación de las reservas", defendió.

Arison hizo estos comentarios mientras la compañía evacúa de la isla caribeña de San Martín a 5,733 personas (4,363 pasajeros y 1,370 miembros de la tripulación) que viajaban en el "Dream", un gran barco crucero que el jueves se tuvo que quedar en puerto después de que se detectaran fallos en un generador alternativo.

Por si fuera poco para el daño de la imagen de la compañía, un nuevo problema técnico afectó hoy a otra de sus embarcaciones, en esta ocasión el "Legend", que tendrá que regresar al puerto de Tampa (Florida) de donde salió sin acabar la ruta que tenía prevista.

Según detalló hoy la compañía, el "Legend" tiene problemas en una de las hélices propulsoras, lo que ha afectado a la velocidad a la que se desplaza la embarcación, aunque "los sistemas de seguridad y servicios hoteleros están funcionando con normalidad".

Así se ha decidido que, después de haber zarpado el pasado domingo y haber visitado Cozumel y la Costa Maya, el "Legend" no irá a Gran Caimán, como estaba previsto, sino que emprenderá su viaje de regreso a Tampa, donde se prevé que llegue el domingo.

"Los pasajeros recibirá un crédito de cien dólares y un reembolso completo de las excursiones en tierra que hubieran pagado por adelantado en Gran Caimán. Además, recibirán un 50 % de descuento si reservan para otro crucero", detalló la empresa en un comunicado.

Aunque los resultados anunciados este viernes son algo superiores a lo que preveían los analistas, este nuevo incidente volvió a pasar factura a la cotización de Carnival Corporation en la Bolsa de Nueva York, donde sus acciones caían hacia la media sesión más de un 2 % y se negociaban a 35 dólares.

Así, en lo que va de año acumulan un descenso del 5 %, aunque en los últimos doce meses aún mantienen un avance de casi el 8 % en su precio.

Pese a la acumulación de problemas de este tipo, la compañía se mostró hoy optimista sobre la evolución de su actividad y Arison defendió que "las bases fundamentales del negocio a largo plazo se mantienen fuertes, en la medida en que hemos ampliado el abanico de clientes".

Por ello, dijo, "mantenemos nuestra previsión de (lograr) más de $3.000 millones de caja durante este año y seguimos comprometidos a devolver flujo de caja (repartir dividendo) durante 2013 y después".

Para el conjunto del año, Carnival prevé ganar entre 1.8 y 2.1 dólares por acción, frente a los 1.88 que ganó en el último ejercicio fiscal (después de que su beneficio cayera un 32 % respecto al anterior). 

Tags

crucero