Escéptico Supremo de EE.UU. con oponentes del matrimonio gay en California

Por Agencia EFE 03/26/2013 | 03:26 p.m.
Se espera que la máxima corte decida sobre el caso en junio. En caso de que declare inconstitucional la Propuesta 8, el matrimonio gay volverá a ser legal en California.
Los argumentos de Charles Cooper, el abogado de los defensores de la enmienda que prohibió los matrimonios homosexuales en California en 2008, fueron interrumpidos en varias ocasiones al inicio de la sesión, en especial por el juez Anthony Kennedy, un magistrado conservador que ha defendido en ocasiones los derechos de los gays. (AFP / Saul Loeb)  

 Washington.- Los jueces del Supremo de EE.UU. se mostraron hoy escépticos al escuchar los argumentos a favor de la Propuesta 8, la enmienda constitucional que impide el matrimonio gay en California, durante la audiencia dedicada al caso.

Los argumentos de Charles Cooper, el abogado de los defensores de la enmienda que prohibió los matrimonios homosexuales en California en 2008, fueron interrumpidos en varias ocasiones al inicio de la sesión, en especial por el juez Anthony Kennedy, un magistrado conservador que ha defendido en ocasiones los derechos de los gays.

Kennedy habló de los aproximadamente 40,000 niños adoptados o concebidos por parejas homosexuales sólo en California, y argumentó que "quieren que sus padres tengan un reconocimiento completo" de su unión. "Sus voces son importantes, ¿o no?", añadió.

No obstante, el juez también habló de lo difícil que es determinar cuáles son las consecuencias en la sociedad de permitir el matrimonio gay, una experiencia históricamente reciente.

"Tenemos cinco años de información que contrastar contra unos 2,000 años o más de historia (de matrimonios tradicionales)", indicó.

Cooper, por su parte, instó a los jueces a no mediar en "un asunto tan difícil" y permitir que sean los votantes de los estados quienes decidan si desean aprobar o no el matrimonio gay.

Otros magistrados cuestionaron la noción de que la procreación sea la clave para definir el matrimonio, dado que hay "muchas parejas que se casan y no tienen hijos", en palabras del juez Stephen Breyer.

La jueza Sonia Sotomayor preguntó, por su parte, qué "daño" han sufrido los que defienden la Propuesta 8, que ilegalizó los matrimonios gays apenas seis meses después de que California los legalizara, a lo que Cooper replicó que se trata más bien de un "daño al estado".

Se espera que la máxima corte decida sobre el caso en junio. En caso de que declare inconstitucional la Propuesta 8, el matrimonio gay volverá a ser legal en California.

Pero los jueces también pueden decidir que su veredicto no se limite a California, sino que se extienda también a todos los estatutos y enmiendas constitucionales estatales que prohíben el matrimonio gay.

Un total de 30 estados prohíben cualquier tipo de enlace entre personas del mismo sexo, y otros ocho prohíben de forma explícita el matrimonio gay pero permiten otro tipo de uniones civiles entre homosexuales; con lo cual esa opción derogaría los vetos en un total de 38 estados.

Otra opción es que decidan que su veredicto se aplica sólo a California y a los otros siete estados que permiten algún tipo de unión civil entre parejas homosexuales -Delaware, Hawai, Illinois, Nueva Jersey, Rhode Island, Nevada y Oregón, a los que se sumará Colorado en mayo- y a los que podría forzar a calificar esas uniones como matrimonio.

El Supremo se dedicará mañana al otro caso relacionado con las bodas gays, el que reta la Ley de Defensa del Matrimonio (DOMA, por su sigla en inglés), que define el matrimonio como la "unión entre un hombre y una mujer" e impide, por tanto, que los homosexuales casados en los nueve estados donde es legal logren reconocimiento y beneficios fiscales a nivel federal.