Estados Unidos condena lanzamiento de cohetes hacia Israel

11/15/2012 | 02:36 p.m.
Las alarmas antiaéreas sonaron hoy en Tel Aviv por primera vez desde la Guerra del Golfo de 1991 por la caída de un cohete en las cercanías de la universidad. (EFE/Mohammed Saber)  
Barack Obama, "condena" el lanzamiento de cohetes contra Israel y cree que la violencia de Hamás "no ayuda en nada a los palestinos", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney.

El Gobierno de EE.UU. condenó hoy, jueves, el lanzamiento de cohetes hacia territorio israelí dentro de la nueva oleada de violencia en Gaza y sostuvo que "no hay justificación" para los actos "cobardes" del grupo islamista Hamás.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, "condena" el lanzamiento de cohetes contra Israel y cree que la violencia de Hamás "no ayuda en nada a los palestinos", dijo el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, a los periodistas a bordo del Air Force One en ruta hacia Nueva York, donde el mandatario visitará hoy zonas afectadas por "Sandy".

Según Carney, Obama ha urgido al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, a asegurarse de evitar la pérdida de vidas civiles.

Las alarmas antiaéreas sonaron hoy en Tel Aviv por primera vez desde la Guerra del Golfo de 1991 por la caída de un cohete en las cercanías de la universidad, de acuerdo con el Ejército israelí.

La Fuerza Aérea israelí mató ayer en un ataque selectivo al líder del brazo armado de Hamás en Gaza, Ahmed Yabari, dando así inicio a una nueva ofensiva sobre esa franja, denominada "Pilar Defensivo", contra las infraestructuras de ese grupo y de la Yihad Islámica.

Esa acción militar comenzó tras el centenar de cohetes que las milicias palestinas lanzaron contra Israel desde el pasado sábado.

Hasta ahora han perdido la vida en este nuevo estallido de violencia al menos 15 palestinos, nueve de ellos civiles, y tres israelíes.

Obama conversó ayer con Netanyahu y con el presidente egipcio, Mohamed Morsi, para expresar el derecho de Israel a la "defensa propia" y tratar de disminuir la escalada de violencia en Gaza.

El presidente estadounidense y Netanyahu "se mostraron de acuerdo en que Hamás tiene que parar sus ataques a Israel para permitir que la situación (de violencia) se rebaje", según la Casa Blanca.

Mientras, Obama habló con Morsi del "papel central de Egipto" en la preservación de la seguridad regional y de la importancia "de trabajar para reducir la violencia tan rápido como sea posible". 

Tags

IsraelBarack ObamaTel AvivHamáscohetes