Estados Unidos: Corte no debería permitir más revelaciones

10/03/2013 | 06:49 a.m.
Las empresas que buscan divulgar la información sobre las órdenes que recibieron son Google Inc., Microsoft Corp., Yahoo Inc., Facebook Inc. y LinkedIn Corp. (Archivo)  
Alegan permitir a las empresas liberar información "sería muy valioso para nuestros adversarios".

Un tribunal federal no debería permitir que los proveedores de telecomunicaciones revelen la frecuencia con la que se les ordena entregar información sobre sus clientes en las investigaciones de seguridad nacional, argumentó el gobierno en documentos divulgados el miércoles.

En documentos presentados ante la Corte de Vigilancia de Inteligencia en el Extranjero, el gobierno dijo que permitir a las empresas liberar una información tan detallada "sería muy valioso para nuestros adversarios", al proporcionar una imagen clara de la dirección de los esfuerzos de vigilancia del gobierno y cómo sus actividades de supervisión cambian con el tiempo.

Las empresas que buscan divulgar la información sobre las órdenes que recibieron son Google Inc., Microsoft Corp., Yahoo Inc., Facebook Inc. y LinkedIn Corp.

Yahoo respondió que la decisión del gobierno de bloquear el intercambio de información "en última instancia alimenta la desconfianza y la sospecha, tanto hacia Estados Unidos como hacia las empresas que deben cumplir con las directivas legales del gobierno". Google dijo que a la compañía la decepcionaba que el Departamento de Justicia se oponga a una "mayor transparencia" sobre las peticiones del gobierno por información de sus usuarios, y Microsoft señaló que era fundamental contar con un debate informado sobre el equilibrio entre la vida privada y la seguridad nacional.

Las empresas aseguran que quieren revelar la información con el fin de corregir imprecisiones en informes noticiosos y para aliviar la especulación pública sobre el alcance de la cooperación de las empresas con el gobierno de Estados Unidos. Los proveedores quieren mostrar que sólo una pequeña fracción de las cuentas de sus clientes ha sido objeto de órdenes judiciales.

Después de las revelaciones sobre el espionaje de la Agencia de Seguridad Nacional que hizo en junio el ex analista de sistemas Edward Snowden, el FBI permitió a los proveedores de comunicaciones informar el número de órdenes que recibieron del gobierno y el número de cuentas afectadas por este tipo de órdenes.

Sin embargo, el FBI sólo accedió a la divulgación limitada de un solo número total de órdenes relacionadas con asuntos penales y de seguridad nacional emitidas a las empresas por las entidades gubernamentales de Estados Unidos, además de las entidades locales y estatales.

En agosto, el Director de Inteligencia Nacional James R. Clapper dijo que él dará a conocer cada año cifras sobre el número de órdenes judiciales secretas que se emiten y cuántas personas son buscadas por cuenta de las mismas.

En sus papeles ante la corte, el Departamento de Justicia dijo que el informe de Clapper "no va a proporcionar a nuestros adversarios una hoja de ruta", pues el informe del gobierno no va a desglosar la información por empresa, y la información de las empresas incluirá la vigilancia por diversos casos federales, estatales y locales.